Presidente Hernández ordena adaptar CCG para habilitarlo para atender pacientes de covid-19

CCG 1b

Por instrucciones del presidente Juan Orlando Hernández, autoridades gubernamentales, expertos y representantes de la concesionaria del complejo inspeccionaron hoy el Centro Cívico Gubernamental (CCG) para analizar cómo utilizar el inmueble parcialmente para albergar pacientes positivos de covid-19.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, realizó un recorrido por el CCG junto a otros miembros del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), representantes de la Secretaría de Salud, sociedad civil, Colegio de Arquitectos de Honduras y de la concesionaria del proyecto.

“El Centro Cívico Gubernamental es del pueblo hondureño. Tal y como lo ordené, equipos técnicos supervisaron sus instalaciones para ver cómo se adapta para atender pacientes de covid-19”, expresó Hernández en su cuenta de Twitter.

Como lo solicitó el presidente Hernández, que se pongan todos los edificios del Estado a la orden de la Secretaría de Salud, “hoy venimos el Centro Cívico Gubernamental para hacer una inspección técnica”, dijo Rubí.

“La idea es que podamos evaluar qué zonas de este edificio podemos utilizar como zonas de triaje o de aislamiento para personas que puedan presentar alguna sintomatología (de coronavirus) o positivos pero moderados”, explicó el funcionario.

Añadió que “las zonas que reúnen las condiciones sanitarias podrían estar listas en dos o tres semanas, por mucho”.

Rubí aseguró que en este espacio, que es bastante grande, “podrían aislarse hasta 3.000 personas y así se descongestionan los principales centros hospitalarios”.

Por su parte, la presidente del Colegio de Arquitectos, Lizbeth Sánchez,  calificó la visita como “muy importante”.

Dijo que el Colegio de Arquitectos “ha conformado un comité técnico para ayudar al Gobierno a seleccionar los sitios y dar los criterios en conjunto con el personal de salud en base a experiencias a nivel internacional”.

En el recorrido también participó el jefe de la División Metropolitana Sanitaria de Tegucigalpa, el doctor Harry Bock, para contribuir con la opinión técnica médica sobre las instalaciones del edificio.

“Hasta el momento pienso que algunos lugares (del CCG) reúnen las condiciones, solo hay que adecuarlas un poquito”, dijo Bock.

Explicó que se harán diversas adecuaciones en la iluminación y la ventilación, y se establecerán “los espacios de dos metros entre cama para garantizar la seguridad de los pacientes y los médicos”.

Los representantes de la concesionaria mostraron los edificios de la parte del inmueble que puede ser utilizada como centro de aislamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 15 =