Presidente Hernández inaugura moderno complejo de la Dirección de Vialidad y Transporte en SPS

Captura DNVT


Con esta instalación desaparecen dolores de cabeza para los sampedranos que realizan trámites de licencias de conducir, afirma ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

El presidente Juan Orlando Hernández inauguró este miércoles el complejo de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, ubicado en la colonia El Periodista de San Pedro Sula, y aseguró que esta obra representa parte de la gran transformación que ha vivido la Policía Nacional en los últimos años.

El coste del proyecto es de más de 74 millones de lempiras, provenientes de fondos nacionales. Este moderno complejo tiene capacidad de atención para 200 ciudadanos en trámites administrativos y asimismo para capacitar a 80 ciudadanos simultáneamente, realizando trámite de licencia por primera vez.

También cuenta con dormitorio para 112 funcionarios policiales y un área de cocina y comedor con capacidad de atención para 60 personas. Asimismo, la novedosa instalación consta de un centro de certificación de conductores, pista de pruebas y calle circundante.

Parte del cambio

El presidente Hernández manifestó sentirse contento por la inauguración de la instalación porque forma parte de la transformación de la Policía Nacional que ha sucedido en los últimos años.

Para el mandatario, además de presenciar unas instalaciones de primera, igual es seguro que en las mismas habrá atención de primera para la población.

Expuso que en una sociedad en la que hoy prevalece más la media verdad que la verdad, existe la obligación de luchar para contrarrestar ese tipo de cultura, y ante eso se debe hacer prevalecer la verdad.

Un segmento de esa veracidad, dijo el gobernante, lo conforman la institución policial y una nueva instalación, como la que hoy se inauguró y que forma parte de lo que representa la nueva Policía Nacional en Honduras.

Un proceso

Hernández recordó que hace algunos años, mientras realizaba una supervisión en una posta policial, "pude comprobar lo mal que se mantenía a los responsables de ofrecer seguridad a la población”.

Pero “hoy eso ha cambiado; ya no somos el país más violento del mundo, ni San Pedro Sula la ciudad más peligrosa del mundo, pero todo ha sido un proceso que demuestra que sí se pueden hacer bien las cosas", aseveró.

También el titular del Ejecutivo aseguró que en Honduras es necesario implementar un programa eficaz de conducción, sin que se provoquen accidentes a cada rato, como sucede en todo el país con los motociclistas, pero para eso se ha vuelto obligatorio y urgente educar a la población.

"Hoy se materializa un sueño: ver a la Policía Nacional con mejores instalaciones, verla más robusta y con mejores y mayores capacidades", dijo Hernández.

Agregó "hoy se está viendo que al poner los recursos y existir voluntad política se pueden lograr muchas cosas en favor de Honduras"

El mandatario advirtió: "No podemos volver a descuidar la seguridad ni un segundo, para que no volvamos a vivir otra tragedia como cuando teníamos la cifra de 88 muertes por cada 100,000 habitantes; eso no puede volver a repetirse".

Hernández sostuvo que este es el momento en el que se necesita escuchar a los políticos que inician sus campañas este fin de semana sobre lo que van a hacer para no descuidar la seguridad, para sostener el crecimiento de la economía y ayudar a los más pobres del país.

Inversión sin precedentes

Durante la ceremonia, el director general de la Policía Nacional, comisionado general Orbin Galo Maldonado, recibió las llaves de la instalación de manos del ministro de Seguridad, Julián Pacheco, y este a su vez del presidente Hernández.

Galo Maldonado aseguró que el acto refleja el apoyo recibido por la institución en los últimos siete años de parte del mandatario. "Con esta instalación se busca dignificar el trabajo de la Dirección de Vialidad en San Pedro Sula, y agradecemos al presidente Hernández porque en su gestión hemos tenido una inversión sin precedentes en la historia", dijo.

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco, aseguró que este miércoles terminan los dolores de cabeza de los ciudadanos al hacer sus trámites de licencias de conducir, porque se ha modernizado la instalación con fondos nacionales y gracias al apoyo del presidente Hernández.

Según el funcionario, esta es la conclusión de una obra importante que se suma a lo que se ha planificado, por ejemplo, para zonas como Chamelecón, buscando el bienestar de la instalación y de la ciudadanía en materia de seguridad.

Reducción de accidentes

Con este tipo de obras se pretende reducir la siniestralidad vial en el país para prevenir la pérdida de vidas, lesiones, discapacidades y daños a la propiedad.

Lo anterior se efectuará mediante el fortalecimiento operativo de la autoridad de Vialidad y Transporte, así como la formación de usuarios más responsables, que cuenten con una cultura y educación vial adecuada.

Con el nuevo complejo se tiene previsto realizar algunas intervenciones, entre las que sobresalen la articulación de programas de formación y capacitación vial para conductores y otros usuarios de las vías públicas. También, el diseño e implementación de un programa permanente de campañas de prevención y sensibilización vial, además de la implementación de programas municipales de ordenamiento vial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.