Presidente Hernández: “Cuando yo impulsé la extradición nadie quería hablar de eso”

Captura joh


El presidente Hernández se despoja de su investidura para hablar del problema legal que tiene su hermano.

“Voy a referirme en primera instancia en mi condición de Juan Orlando Hernández, ciudadano, hermano, padre de familia, hijo, y dejar a un lado mi condición de Presidente”, comienza diciendo el mandatario.

Sobre el juicio a su hermano, Juan Antonio Hernández, programado para iniciar el próximo 2 de octubre en una Corte del Distrito Sur de Nueva York, el mandatario dijo:  “Quiero ser muy cuidadoso en lo que voy a decir; quisiera que este sea un juicio lo más imparcial posible y evitar cualquier injerencia con mis opiniones”.

El Presidente enmarcó la situación en la angustia que vive toda una familia. “Ha sido una situación difícil, dura para mi familia, particularmente para mi madre; no ha sido fácil, para mis sobrinos en general y para los hijos de Tony. Es un caso que uno no se lo quiere desear a nadie jamás, pero la vida es así y tenemos que enfrentarla”, añadió.

Manifestó que por el hecho de ser Presidente mucha gente utiliza este tema de forma mezquina para tergiversar la realidad y atacar a mansalva, sin pensar en el daño al país y el daño que le hacen a otro ser humano.

“Esa mezquindad deteriora y genera impacto negativo en la sociedad a cualquier nivel, no exclusivamente por el tema de su hermano” __dijo el Presidente, quien señaló que__ “cuando de la justicia se quiere hacer un linchamiento no es justicia”.

Reiteró que existen principios y valores que no se pueden obviar, como el principio de inocencia, y que “nadie puede estar por encima de la ley y eso nos obliga a someternos a cualquier investigación”.

Reconoció que se trata de una situación compleja, porque quienes sirven de testigos, son los principales afectados por decisiones que tomó, como las extradiciones, desde que empezó a ejercer la Presidencia de la República y también cuando estuvo en la Presidencia del Congreso Nacional.

“Todos los 40 que se han ido extraditados tienen algo en común; no me quieren ver ni en pintura, porque antes aquí operaban a sus anchas, tenían bajo su mando a la Policía, participaban con empresarios nacionales e internacionales en el narcotráfico”, señaló.

Dijo que al momento de implementar las extradiciones, sabía que vendrían momentos muy complejos, que incluso la oposición en el Congreso se lo advirtió. “Pero no pensé que me iba a tocar gente tan cercana”, recordó.

Recapituló la secuencia de tragedias que la ha tocado vivir en la familia. “La muerte de Hilda; yo converso con mi madre, yo la escucho y es difícil, es doloroso”. Recalcó, al recordar la tragedia de su hermana Hilda Hernández, ministra asesora de Estrategia y Comunicaciones, fallecida en un accidente aéreo en 2017.

El mandatario dijo que su hermano, Juan Antonio Hernández, sabrá qué responder durante el juicio y que el “revanchismo” que protagonizan los opositores “solo es para tratar de bajar las penas”.

Calificó como “voceros del narcotráfico” a quienes lo ligan a ese delito y dijo que “no se tocan los hígados” para aprovechar cualquier circunstancia y “tirar veneno”, y que son parte de un mismo accionar para conspirar contra él.

“Yo no descartaría que parte de la conspiración pasa por miembros de la empresa privada nacional e internacional”, señaló.

No obstante, todas las vicisitudes que las decisiones ejecutivas contra el narcotráfico y crimen organizado le ha granjeado, el presidente Hernández aseguró, que si le tocara volver a implementar medidas fuertes para liberar al país del narcotráfico, del crimen organizado y de las maras y pandillas, lo volvería a hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.