Presidente Hernández agradece a héroes de cuerpos de socorro por salvar vidas durante tormentas

El presidente Juan Orlando Hernández expresó un amplio reconocimiento a los miembros de los cuerpos de socorro, de seguridad  y de otras instituciones que actuaron como héroes durante la emergencia por las tormentas Eta y Iota al arriesgar su vida para salvar ciudadanos que sufrían por las lluvias en zonas vulnerables del país.

Esa labor continúa mediante la ayuda en trabajos como limpieza y rehabilitación der zonas afectadas, así como en la atención a damnificados en los albergues.

Durante la ceremonia de reconocimiento celebrada en la 105 Brigada de San Pedro Sula, Hernández agradeció institución por institución a quienes estuvieron involucrados directa o indirectamente en las labores de rescate, albergue, limpieza y reconstrucción en el Valle de Sula.

El mandatario invitó a los futuros gobiernos a no abandonar a estas instituciones que durante catástrofes pueden darlo todo por el pueblo hondureño.

“Fui muy criticado por el apoyo a las Fuerzas Armadas, pero no olviden que éramos el país más violento del mundo y San Pedro Sula era la capital mundial del crimen, pero decidimos fortalecer las instituciones de seguridad y sabíamos que en los eventos naturales como los que vivimos ahora iban a estar prestos para servir a la gente”, indicó Hernández.

Agregó que durante las emergencias “primero la gente actuó rápido, pero ustedes como cuerpos de socorro también estuvieron prestos a hacer lo que tenían que hacer”.

“Creo que, siendo el país ahora más afectado del mundo por estos eventos climáticos, tenemos que preparar a la gente todavía más y formarlos desde que están en el kínder”, afirmó.

Hernández expresó que “en el caso de los bomberos de Honduras fue un trabajo extraordinario, tenemos que seguir ampliando sus capacidades”.

“Y en el caso de la Policía Nacional”, añadió, “hace siete u ocho años atrás si la Policía tenía patrullas nuevas era un milagro porque estaba en el abandono, pero ver durante esta emergencia a los policías con más capacidades, con patrullas nuevas, camiones y otro tipo de apoyo, estuvieron presentes”.

“No nos vamos a retirar”

El presidente Hernández declaró: “Me enorgullece ver cómo otros hondureños que sin estar en estas instituciones de socorro se volcaron ayudar”.

También le dijo al pueblo hondureño: “No nos vamos a retirar hasta que la última casa esté bien limpia, pintada y con su paquete básico de cama, estufa, chimbo, utensilios de cocina, camas para que comiencen, y tendrán su apoyo para que comiencen su negocio”.

Recordar a los héroes

El ministro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Max Gonzáles, expresó que “Honduras va a recordar a sus héroes. Es histórico, jamás había pasado. Una pandemia, un huracán y en menos de 15 días otro huracán”.

“Aquí no solo están las personas de Eta e Iota, sino que también las personas que han estado desde el 15 de marzo enfrente de una pandemia. Nuestros amigos de Cruz Roja, Bomberos, Fuerzas Armadas, Copeco, Fuerza Aérea, Policía Nacional, nuestros amigos rescatistas y socorristas que voluntariamente tiraron sus lanchas e hicieron los rescates; la historia jamás se va a olvidar”, recalcó.

Asimismo, Gonzáles destacó el trabajo de los héroes que se encargan de recibir a las personas en los albergues.

“Muchos de ustedes fueron afectados y, sin embargo, ahí estuvieron para el pueblo hondureño, para la persona que gritó ‘auxilio’, para las personas que les dijeron ‘gracias’. El trabajo que ustedes hicieron inspira y se los agradecemos”, subrayó.

Mejor ser humano

La designada presidencial María Antonia Rivera agradeció a los cuerpos de rescate y también al gobernante: “Señor presidente, gracias a esta posición usted me ha hecho un mejor ser humano, porque desde el sector privado uno habla de la responsabilidad social, pero he aprendido a ser un mejor ser humano”.

“La visita que hicimos a La Mosquitia (para entregar ayuda) me marcó. Aprendí a querer aún más a las Fuerzas Armadas, la Policía, la Fuerza Naval; esos días, esas noches que pasamos en el 911, nunca los olvidaré. Gracias a cada uno de ustedes presentes, que Dios los bendiga”, expresó.

Trabajo articulado

El jefe Noroccidental de la Policía Nacional, comisionado Raúl Martínez, dijo que “hemos trabajado en coordinación y el liderazgo de la designada presidencial; quiero agradecerle ese liderazgo, esa articulación que tuvo con todas las autoridades, porque cada uno hacía su trabajo, pero lo hacíamos en conjunto”.

Martínez dio “gracias a Dios por ponernos en este lugar y ser mejores personas. No puedo dejar de mencionar el profesionalismo de cada policía, cada policía hizo lo que tenía que hacer”.

“Quiero agradecerles a todas las instituciones por el apoyo y por la oportunidad que nos han dado para hacer el trabajo juntos; señor presidente, quiero agradecerle por todo el apoyo y respaldo”, expresó.

Coordinación y trabajo de FFAA

El comandante de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) en la zona noroccidental, coronel Mario Bueso Caballero, expresó que las Fuerzas Armadas, siguiendo instrucciones del jefe del Estado Mayor Conjunto, general Tito Livio Moreno, y por disposición del presidente de la República, “puso en ejecución los planes de contingencia que ya están autorizados para poder hacer frente a este tipo de situaciones”.

Detalló que “se organizó una fuerza de tarea que fue liderada por oficiales superiores de Estado Mayor, quienes coordinaban las actividades de respuesta directa por parte de las Fuerzas Armadas, a través de sus componentes aéreo, naval y terrestre”.

El oficial destacó “la articulación de esfuerzos para que el pueblo hondureño pudiera tener respuesta a ese llamado de auxilio que necesitaba en ese momento”.

Bueso Caballero explicó que el plan de acción tenía como prioridad número uno, “y fue una orden directa del señor presidente de la República y comandante general de las Fuerzas Armadas, era salvar vidas”.

Se hicieron “18.000 rescates en todo lo que fue el proceso y evacuamos más de 25,000 personas”, precisó.

“Asimismo, estamos involucrados en las acciones de limpieza y en todas las tareas de reconstrucción que el señor presidente disponga”, añadió.

“Quiero aprovechar para felicitar a todos los soldados por tierra, mar y aire por el trabajo que hicieron en esta emergencia; ustedes son los principales guerreros. Con esto afirmamos el compromiso como Fuerzas Armadas de seguir al servicio de la población en cualquier aspecto de la vida nacional”, enfatizó el jefe regional de Fusina.

Gracias a todos

Motilio Matamoros, quien fue rescatado por miembros de la Fuerza Aérea, expresó su agradecimiento en nombre de los rescatados y albergados: “Doy gracias a todos los cuerpos que han accionado con nosotros los que estamos damnificados”.

“Fui rescatado de un árbol, estuve dos días y fui rescatado por la Fuerza Aérea de La Lima. Gracias a todos ustedes”, manifestó.

Los reportes indican que luego del azote de las tormentas Eta y Iota 330.000 personas quedaron incomunicadas, 99 fallecidas, 61 puentes destruidos, 72 dañados, 6.109 viviendas destruidas y 4.5 millones de hondureños afectados de una manera o de otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *