Presidente de la CCIC le apuesta al agro para que jóvenes hondureños no emigren

Presidente de la CCIC le apuesta al agro para que jóvenes hondureños no emigren

Eduardo Facussé, quien es un empresario, esposo y padre bendecido. Liberal de pensamiento y presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortes (CCIC), como se describe en Twitter, dialogó con el periodista Carlos Martínez en la sección “Platiquemos” de su programa ‘En La Mira’, que se transmite por Canal 6, en la cual dio a conocer parte de su vida y sus ideas para evitar que los jóvenes sigan emigrando del Honduras, y los que tienen la oportunidad de estudiar en el extranjero, regresen a poner en práctica sus conocimientos en el país.

¿Sampedrano de nacimiento o adoptado?

Soy sampedrano adoptado, desde el 2013, pero he vengo visitando San Pedro Sula por trabajo desde 1993. He estado bastante compenetrado con la ciudad desde hace muchos años. La verdad que soy fiel creyente que el futuro de Honduras está en la zona norte. He tenido la experiencia de vivir en la capital también y veo una gran diferencia, y realmente veo el horizonte más claro para el país.

¿Qué lo hace que se quede estable de no estar yendo y viniendo (de Tegucigalpa a SPS)?

Siempre he estado en el sector privado y definitivamente que las oportunidades que se presentan en la zona norte están más orientadas a los negocios privados. Tegucigalpa está más orientada hacia contratos con el Gobierno, pero el desarrollo económico basado en el sector privado está en la zona norte y lógicamente uno por gravedad, cae en esta zona. Y muy contentos de estar compartiendo aquí en esta ciudad.

¿Cómo llega a formar parte de la Cámara de Comercio?

La participación gremial es algo que se nos ha inculcado desde jóvenes en la familia. Mi papá participó bastante en bastante gremiales y él fue el que me motivó a expresar, a participar, a activamente en las gremiales; entonces ingresé hace algunos años a la Cámara (CCIC), como asesor primero, después fui vocal, después pase a la vicepresidencia y recientemente a la presidencia.

¿Qué tanta es la responsabilidad de un presidente de la Cámara de Comercio hacia sus socios, los empresarios?

Estamos por el desarrollo empresarial y promoviendo todas las actividades, pero no dejando el enfoque principal que es el de progreso social. Nuestro lema es, por el desarrollo empresarial hacia el desarrollo social, teniendo en cuenta que el desarrollo económico, es un vehículo para lograr el progreso social.

El reto del Gobierno es crear nuevas fuentes de empleo, porque estamos claro que el Gobierno como tal, generar empleos es una limitante, porque generar es meter a unos y sacar a otros. ¿Cómo está esa relación con el Gobierno para poder encontrar el clima idóneo y poder atraer al inversionista extranjero o que el inversionista internacional se estimule para poder crear nuevas fuentes de empleo?

Creo que debemos comenzar primero aclarando que es el sector privado el que genera la riqueza y es dónde se debe generar el empleo. La función del Gobierno es solamente regular y poner las reglas del juego. Al final el Gobierno solo utiliza los impuestos que genera el sector productivo, entonces desde ese ángulo es bien importante siempre mantener una relación constructiva con el Gobierno, desde el sector privado. ¿Por qué?, porque el sector privado es permanente, los gobiernos cambian, pero el sector privado permanece, la producción permanece, son los gobiernos que rotan, entonces nuestra visión es siempre tratar de mantener una relación positiva constructiva con el Gobierno que esté de turno, tratando de impulsar el desarrollo económico en pro del bienestar del país.

¿Qué le falta a Honduras para poder comenzar a generar esos empleos, y que el inversionista nacional y extranjero vuelva a creer en el país?

Creo que hubo un deterioro grande de la seguridad jurídica en el Gobierno anterior y eso creo que trajo consecuencias bastantes negativas, tú te puedes fijar específicamente la inversión extranjera directa, teníamos en el 2014 alrededor 1,400 millones de dólares anuales, cayó ahí por el 2019 al 2020 a 300 millones de dólares; disminuyó significativamente y eso sencillamente por la falta de credibilidad.

Si creo en el cambio y la alternancia, pues se renueva la confianza, se renueva la credibilidad, y lo que debe hacer este Gobierno es acertar en sus decisiones para apuntalar esas medidas y que pueda venir más inversión, y es mediante la inversión que creamos los empleos, no podemos esperar crear empleos sin inversión, entonces es importante que demos esa base de seguridad jurídica para poder generar ese ambiente que se necesita.

No se puede ocultar la migración de nuestra fuerza joven; mucho joven que está teniendo la oportunidad de ir a estudiar al extranjero, no está regresando, se está preparando en el extranjero y es un país extranjero, una empresa extranjera que le está sacando el máximo provecho, ¿cómo hacer para que nuestro joven regrese y crea de nuevo en su país?

Honduras se ha convertido de ser un país productor a ser un país de consumo y necesitamos revertir esa tendencia, necesitamos fortalecer la producción nacional, porque cuando estamos importando, inclusive lo que comemos Carlos, nos debilitamos. Es importante que estimulemos la producción, especialmente para cubrir por lo menos dijera yo, el consumo nacional, entonces las políticas del Gobierno deben estar orientadas hacia eso.

La exportación es una actividad complementaria, pero nuestro enfoque debe de ser, cuidar y cultivar la producción nacional y qué es producción, me refiero al agro, me refiero a la manufactura, esos son los generadores de valores. Es lo que agrega valor a la economía. En el agro nosotros hemos expuesto ante el Gobierno que necesitan ser creativos, nosotros hemos propuesto colocar por ejemplo garantía de precio en los granos para estimular al productor a que siembre sin miedo, que sepa que se le va a reconocer un valor correcto por su siembra. Esto es algo que creemos que es necesario.

Creemos que muchas de las importaciones que vienen en forma subsidiada, ósea que es bien difícil competir con el grano importado, pero no desde ser en detrimento de nuestra gente en el sentido de que se está destruyendo el campo al interior del país al permitir que ingresen esos productos de forma subsidiada y nuestros productos no pueden competir, por eso es bien importante ayudarles a defender esa postura de competitividad, mediante precios de garantía, ese sería el mecanismo que consideramos es el adecuado, porque se remuneraría la producción y no se deja en forma ambigua; nosotros estamos en contra de ese llamado “Bono Tecnológico” porque al final tú no sabes dónde va a dar el dinero, entonces se vuelve político, se vuelve controversial, pero cuando tú hablas de precios de garantía, vas al productor a donde entrega el grano, se le paga un sobreprecio por esa producción, eso en el área del agro, de ahí tenemos otras áreas tenemos que pluralizar, más la economía y me refiero a específicamente el crédito. Nosotros también hemos llamado al sector público y hemos hablado con el sector privado de buscar los mecanismos como se pueden optimizar las tasas, específicamente la tasa de la hipoteca financiera.

Ese es un vehículo que es democrática el crédito, ¿a qué me refiero con esto?, en los desarrollados la hipoteca es un mecanismo de desarrollo nacional, y esto conlleva un despegue en la parte económica de la construcción, por ejemplo cuando tú tienes tasas que son módicas, hay plazos largos, entonces las personas deciden invertir el país vecino, a adquirir una vivienda a adquirir un bien inmueble, entonces la riqueza de todos los habitantes se deposita en los bienes inmuebles, en nuestro país es menos accesible poder comprar un inmueble, las tasas son más altas, entonces ahí hay mucho trabajo por hacer por utilizar esa fórmula.

A mí me da mucha tristeza ver inclusive los que estudian en las universidades de aquí de Honduras, en una encuesta 7 de cada 10 estudiantes los que aspiran una vez terminando su práctica de su carrera, es emigrar, salir de su país.

Esto no puede seguir sucediendo, necesitamos hacerle ver a los jóvenes que existe un futuro para ellos aquí, pero necesitamos trabajar en esos mecanismos, que puedan proveer esas oportunidades a todos estos jóvenes que están saliendo.

¿Cien días es un número idóneo para medir los resultados de un presidente?

Yo creo que en 100 días nadie puede revertir tendencia, más con los problemas que se están dando en Ucrania (guerra con Rusia) y las repercusiones que se han venido dando en los costos de los combustibles, también los granos básicos que vemos que han subido todos, entonces difícilmente va a poder marcar una tendencia.

Si creemos que alternancia, el poder es sano y eso lo aplaudimos, pero que 100 días es muy poco tiempo, creo que el Gobierno (Xiomara Castro) ha hecho aciertos y también tiene desaciertos, creo que el hecho de no haber gobernado tanto tiempo, están como quien dice, volviendo a montarse en la bicicleta y aprender,  eso ha tenido contratiempo pero en general hemos visto bastantes posiciones adecuadas en cuento a lo que se está evaluando en el sector público.

¿Hacia dónde va Honduras, se va a poder recuperar la economía, Honduras va a poder ir sobre los rieles al desarrollo?

Tenemos que comprender que Honduras es un país rico en recursos naturales, tenemos muchos recursos, estoy convencido que Honduras puede dar esa vuelta, pero necesitamos esos mecanismos que hemos conversado.

Siempre se ha dicho que cuando crece la economía, todo mundo se alegra por un 3 o 4 por ciento, y a ese ritmo nunca vamos a transformar el país, en la Cámara de Comercio aspiramos a un crecimiento no menos de 7 a 9 por ciento anualmente. Y no solamente en el punto de vista económico, lo que es importante reflexionar que no es suficiente con tener un crecimiento económico, necesitamos asegurarnos que ese crecimiento económico se traduzca en progreso social, porque si tú tienes crecimiento económico pero la pobreza va aumentando, entonces no hicistes nada, es importante que vaya de la mano.  Si no hay progreso social, no vamos avanzar.

Progreso social es acceso a la educación, acceso a la salud, a vivienda,  a seguridad lógicamente, y otras cosas que conllevan al desarrollo del ser humano.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =