Presidente de la ANEEAH: “No ha muerto ni una enfermera auxiliar en 60 días, gracias a la vacuna”

Sin embargo, lamentó que 117 enfermeras hayan decidido no vacunarse contra el Covid y que de ese número una se encuentra a la espera de cupo en una UCI y otras dos ya perdieronl a batalla contra el virus.

El presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros Auxiliares de Honduras (ANEEAH), Josué Orellana, resaltó que “no ha muerto ni una enfermera auxiliar en 60 días, gracias a la vacuna” contra la covid-19.

“Esto es algo maravilloso para nosotros, saber que por la vacuna anticovid-19 no ha muerto ninguna enfermera en el país”, subrayó Orellana.

Detalló que las muertes por Covid-19 en su gremio han bajado en un 81% gracias a las campañas de vacunación.

“A la población quiero enviar un mensaje, que hay que cuidarse”, subrayó.

Llamado y reflexión

El dirigente señaló que “hay 115 compañeras que no se han vacunado y de las cuales tres están graves y dos ya murieron. Esto nos debe de llamar a la reflexión, que mi salud y mi vida es mi responsabilidad. Después no andemos buscando culpables”.

“Aquí hay gente que se molesta y les digo: acá está disponible la vacuna y si hoy se la quieren aplicar está disponible y hay que ser responsables con este tema”, recalcó Orellana.

“Recordemos que tenemos más de 1.000 enfermeras que se han aplicado una primera dosis y más de 9.000 que se han aplicado las dos dosis. Entonces nosotros, partiendo de allí, podemos decir que no ha muerto ni una enfermera auxiliar en 60 días”, acotó.

NO TODOS SE VACUNARON

Orellana lamentó el hecho que 117 de sus compañeras y compañeros de enfermería no aceptaran ser vacunados, como también otros 800 trabajadores de la salud.

En consecuencia, Orellana recalcó que es una verdadera irresponsabilidad que cometen sus compañeros, ya que pueden enfrentar situaciones difíciles.

«Entre ese total de personal sanitario que no se inmunizó, hay tres casos positivos por COVID-19. Una está a la espera de un cupo en un hospital capitalino y dos ya perdieron la batalla contra el virus», aseveró Orellana.

Reconoció que cada quien tiene sus motivos, pero no dejó de decir que había sido una acción irresponsable.

«Yo no estoy salvando la responsabilidad de nadie, pero hay que ser serios y honestos, después no busquemos terceros culpables cuando ellos no aceptaron inmunizarse».

Por ello recordó que “éramos de los que gritábamos a los cuatro vientos que queríamos la vacuna y hoy cuando la tenemos no nos la queremos aplicar”, aseveró el presidente de la ANEEAH.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − seis =