Presidente colombiano ordena replantear la polémica reforma fiscal tras protestas callejeras

El presidente colombiano, Iván Duque, ordenó este viernes al Ministerio de Hacienda construir junto con el Congreso un nuevo texto de la polémica reforma fiscal, causa de las protestas de los últimos tres días que dejan hasta el momento dos muertos y cuantiosos daños materiales por acciones vandálicas.

Así lo anunció el mandatario en su programa diario de televisión en el que aseguró que dio una «instrucción muy clara al equipo del Ministerio de Hacienda para que dentro del trámite legislativo se construya un nuevo texto con el Congreso, que recoja el consenso y que permita nutrirse de propuestas valiosas que han presentado los partidos y las organizaciones».

Colombia refuerza despliegue de fuerzas de seguridad en Cali en medio de violencia

Colombia ha desplegado más unidades policiales y militares en Cali, su tercera ciudad más grande, en un intento por poner fin a los disturbios y el vandalismo en medio de protestas contra una controvertida reforma tributaria, dijo el viernes el ministro de Defensa.

Los sindicatos convocaron huelgas el miércoles en las principales ciudades de Colombia para exigir al gobierno del presidente Iván Duque que retire la reforma, que presentó al Congreso a principios de este mes en un intento por aumentar los ingresos fiscales.

Los disturbios y vandalismo más graves ocurrieron el miércoles y jueves en Cali, capital de la provincia colombiana del Valle del Cauca, con ataques a bancos y oficinas gubernamentales, entre otros incidentes.

Un hombre murió el miércoles luego de enfrentamientos entre manifestantes y la policía, mientras que 55 civiles y más de 40 policías resultaron heridos en los últimos dos días, según las autoridades locales.

«Hemos descubierto que los hechos violentos en Cali fueron premeditados, planeados y auspiciados por organizaciones criminales. Estamos sacando más hombres y mujeres de la policía y del ejército para garantizar la defensa y seguridad de los ciudadanos», dijo a periodistas el ministro de Defensa, Diego Molano una sesión informativa.

Se desplegarán 2.500 miembros adicionales de las fuerzas de seguridad en Cali, agregó.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, estimó que las pérdidas por saqueos y vandalismo ascendieron a alrededor de 80 mil millones de pesos (21,5 millones de dólares).

Las protestas nacionales comenzaron a pesar de una orden judicial y las súplicas de las autoridades para suspender las marchas debido a los temores de contagio mientras Colombia sigue atrapada en una tercera ola de infecciones por coronavirus, que ha estirado la atención médica al límite.

El gobierno dijo que está dispuesto a modificar el proyecto de reforma tributaria a través de debates en el Congreso. La mayoría de los partidos políticos, además de los sindicatos y las asociaciones empresariales, rechazan la propuesta.

Con información de EFE y Reuters


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *