Preocupados bananeros independientes porque corren riesgo de quedar sin mercado

FINCA INUNDADA


La Asociación de Bananeros Independientes lanzó un S.O.S. al sistema financiero nacional para que abran sus puertas a este sector, ya que se les está pasando el tiempo de siembra y tras la devastación de ETA e IOTA, no pueden solos.

Así lo expresó el productor bananero independiente, Héctor Castro. “En efecto, hay angustia ya entrando a desesperación por la situación que se está viviendo en el sector banano, porque el 82% de las plantaciones aquí en el Valle de Sula de los productores de bananos se perdieron más de 2,500 hectáreas”.

“Hay una fecha fatal, un período crítico en que deberían estar resembradas esas fincas que se perdieron para poder entrar en el primer semestre del próximo año, que es cuando más se aprecia el banano; ya el segundo semestre ninguna compañía le va a contratar banano porque es la época cuando salen otras frutas, así como también hay más competencia de otros exportadores de bananos, por lo que se dan picos de producción en esa temporada y va a ser muy difícil”, aseguró Castro.

De tal forma que más de 4,000 empleos agrícolas suspendidos, entre hombres y mujeres, realmente estamos muy angustiados por la situación con el mes de enero casi por finalizar. “Y no tenemos ninguna solución a la vista. El sistema financiero está muy, muy a la defensiva, seguramente necesita un estímulo gubernamental”.

O quizá están esperando una buena oportunidad para comprarle al Estados más bonos porque para los bancos les resulta más seguro y sin mayor esfuerzo. Pero de esta forma ni ensueños se podrá recuperar el país.

“Mire, las pérdidas que dejó Iota y Eta son de un poquito de más de un tercio de toda la población de banano en el país; nosotros como bananeros independientes representamos como un 70% de ese tercio que le acabo de mencionar, lo que representa para el país un mínimo de 160 millones de dólares que definitivamente este año no van a ingresar”, afirmó el productor bananero.

Y si no se logra sembrar esta temporada, que debió haber sido ahorita en enero, que ya no cuenta, tiene que hacerse de enero a abril, porque si no se hace, tampoco ingresarán esas divisas el próximo año. A lo que habría que agregar el enorme impacto de 4,000 empleados suspendidos, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.