Preocupación por reincidente mortandad de peces en diversas playas del Caribe hondureño

La más reciente aconteció durante la maña de miércoles en las playas de Omoa, cuando sin motivo aparente las playas comenzaron a verse cubiertas por gran cantidad de pececillos, a los que el oleaje había arrastrado hasta la playa.

Ante este evento, la local oficina ambiental lució desconcertada, al no poder atinar la aparente causa para esta mortandad, a la vez no contaban con ningún otro reporte de algo similar en las comunidades vecinas.

Esto trae a recuerdo que la semana anterior fue en las playas de puerto Cortés, en donde igual un día de la semana anterior amanecieron una gran cantidad de medusas muertas en la playa.

En ese momento la ingeniero Kate Boden, de la municipalidad porteña, informó que se trasladaron al sitio y tomaron una muestra de las medusas para hacer un enlace con la academia, mediante la facultad de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), para hacer un análisis con base científica y técnica de lo que puede estar afectando a esas especies marinas.

De repente es lo que podrían hacer las autoridades ambientales de Omoa para al menos tratar de dilucidar lo que pudo haber sucedido allí. Sin embargo no debemos olvidar otro caso recientes, hace menos de un mes sucedió algo similar en La Ceiba, en donde también se registró otra mortandad de peces.

Por lo que ya no se trata de un caso aislado y debería ser objeto de un estudio serio por parte de los científicos hondureños biólogos marinos que deberían estar abordando estos casos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *