Preocupa a la academia que en múltiples facetas de abordaje de la pandemia no se les tome en cuenta

recorte CARLOS dra

La doctora María Angélica Milla, del Centro de Estudios Urbanos de la Universidad Católica, en el campus de San Pedro Sula, nos dice que como las sociedades están conformadas por diferentes estratos, pero que a la hora de enfrentar de alguna eventualidad como esta de salud hay tres componentes.

“Y esos componentes son la: la comunidad en sí, que está recibiendo el impacto por esta epidemia. La academia, que es el grupo de estudiosos de todo este tipo de fenómenos y finalmente tenemos los tomadores de decisiones, que son los que después de haber escuchado técnicamente a la comunidad y a los académicos, deberían tomar las mejores decisiones”, expuso la doctora Milla.

“Hemos vivido un proceso que a mis ojos y a la mayoría de mis colegas no nos refleja un orden lógico, ni un razonamiento técnico para la toma de decisiones”.

Otro ejemplo. “Si hay un momento que es importante tener limpio un negocio es ahorita; y su usted no le permite a una compañía de fumigación, por ejemplo, llegar a hacer el proceso, pues va a tener comidita con ratones, verdad, porque eso e salgo en lo que usted tiene que estar encima”, expuso Milla.

Esos son apenas algunos ejemplos de tipos de decisiones que si se tomaran en consenso con estos tres ejes de la vida, creo que estaríamos resolviendo la situación de una manera menos estresante.

Ella mira en todo esto grandes oportunidades, como el de generar un sistema de información que no solo nos sirva para esta crisis, para las que puedan venir a futuro.

“Porque a nosotros nos caen las cosas y toda la vida seguimos en este mismo caos, verdad. ¡cae agua, caos!; ¡cae un temblor, caos!; ¡hay revuelta política, caos!, o sea, no aprendemos y no sentamos las bases de un sistema”.

“Creo que ahorita sería un momento histórico óptimo para hacer las bases de un sistema de emergencia”, ahondó.

El Centro de Estudios Urbanos, es ente que utiliza los estudiantes de maestrías en Sicología Social y Gestión de Servicios de Salud a través de sus tesis para sacar datos y poderlos ofrecer a los tomadores de decisiones.

“Desafortunadamente no es una práctica establecida en la ciudad; y nosotros hemos hecho cuatro, cinco estudios muy interesantes pero que no han sido favorecidos por los tomadores de decisiones y quedan precisamente en eso, en ejercicios académicos”, lamentó la profesional y docente universitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =