Preocupa a defensores de derechos humanos el descuido de seguridad en centros turísticos

platero


Casos como el desaparecimiento de la capitalina, Angie Peña, ha venido a poner al descubierto otros casos que asoman como, no tratados con la suficiente entrega de responsabilidad y que podrían tener su causa, no precisamente en accidentes en el mar.

Por ello la defensora de derechos de los migrantes, Itsmania Platero expone sus puntos de vista y teorías, tomando en cuenta lo que sucede con muchas de las desapariciones de migrantes y que pueden tener un ‘hilo conductor’.

“Hace ya algunos años el gobierno de los Estados Unidos a través del Departamento de Seguridad  y Justicia, ellos mantenían el tema de trata de personas y el hecho es que era castigable, incluso las naciones cuando no hacían algo en favor de evitar que la trata de personas creciera”.

“Panamá siempre lideró por su buen accionar en el combate a la trata y Honduras desafortunadamente nunca había estado tan bajo como hoy está, no sé qué pasó ahí y con el gobierno de los Estados Unidos, que después de que abandonó esto se vino a pique el tema del control de la trata”.

Recordó que esto se dio allá por el año de 2018, cuando ya se hablaba de la trata de personas en lugares turísticos como Islas de la Bahía, en zonas como La Mosquitia, en donde también se practica el turismo sexual, igual la zona entre Guatemala y Honduras, los puntos de frontera.

“Más cuando viene Semana Santa, las épocas de Navidad o de fiesta, siempre se han reportado personas desaparecidas, personas que supuestamente son vendidas en los buques, en los yates de lujo, gente que se lleva no solamente mujeres, también hombres desaparecen”.

“Bueno ahorita el caso de Angie ha despertado gran suspicacia a nivel internacional, porque se volvió mediático, sus padres y su nivel académico y económico lo han permitido que este tema surja de nuevo, diferente a muchas niñas y niños que desaparecen en la zona sur, en la zona central y que nunca más se vuelve a saber de ellos”.

Con eso agregó que las cifras de desaparecidos en Honduras son mucho más altas de lo que pudieran a llegar ser contabilizadas y del que ninguna autoridad lleva ningún tipo de control, apenas el monitoreo de medios que las ONG’s realizan, apuntó.

Relató de un punto en el estado de Chiapas, México, en donde muchachas son retenidas a la fuerza y que los propietarios son personas vinculadas a algunas autoridades.

“En México hay un lugar en el cruce de frontera de Chiapas, que es una zona que siempre se ha catalogado por la intervención de los cárteles y todo esto. En donde se habló de jóvenes hondureñas que estaban en poder de casas clandestinas, en donde las tiene dopadas y las prostituyen”.

“Hubo una mujer hondureña que logró escapar, ella cuenta de cómo las tienen trabajando incluso en prostíbulos, muchos de los cuales están en manos de autoridades mexicanas, que no son todos desde luego, pero sí mantienen a mujeres y a hombres en privación de libertad, a la fuerza”.

“Entonces no es extraño para mí que en esta ocasión se hable que esta niña pueda ser objeto del tráfico de personas, aunque las autoridades están cerradas en que solamente se trata de un accidente en el mar”.

De ahí que deplora que la policía no haya realizado una labor más extensa hacia los territorios vecinos, incluso en tierra firme. “Que debería buscarse en tierra también a una persona que desaparece, no solamente en el mar. Esa es una opinión muy personal; desde luego que las autoridades conocen su trabajo, pero sí considero que se deberían saturar los puntos terrestres cuando suceden estas situaciones”, apuntó.

La señora Platero no descarta que estos casos de personas desaparecidas en circunstancias misteriosas en un mismo punto, hagan mella en la credibilidad de seguridad que la zona representa para los visitantes.

“El problema para Roatán no solo es el extranjero o también el hondureño que va allí. Puede llegar cualquier persona que no se sabe precisamente qué clase de persona es, puede llegar digamos un pedófilo, y llevarse a una persona; en esa isla son muchas jóvenes las que se han perdido. Se trata de una zona visitada por muchísima gente con dinero, han sucedido casos que se han mantenido en el anonimato”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × uno =