Preocupa a congresistas estadounidenses alta incidencia de asesinatos de defensores ambientalistas

Los congresistas Albio Sires, presidente del Subcomité de Hemisferio Occidental, Seguridad Civil y Comercio, y la representante Norma Torres, miembro del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, hicieron un llamado al Gobierno de Honduras a brindar una pronta respuesta respecto al reciente asesinato del líder Lenca Félix Vásquez, uno de los últimos defensores ambientales liquidados en este violento país centroamericano.

Y decimos uno de los últimos porque tres días después de ese crimen, se produjo otro, ahora en contra de la humanidad de Adán Mejía, líder de la etnia Tolupán, integrante de la tribu La Candelaria, quien el martes de la presente semana fue asesinado en el municipio de Morazán, departamento de Yoro.

Por cierto que la excitativa de los congresistas fue vertida antes de conocerse este segundo asesinato en el escrito Sires dice. “Condeno enérgicamente el brutal asesinato del defensor ambiental de Lenca Félix Vázquez. La comunidad indígena Lenca en Honduras ha sido atacada con demasiada frecuencia por defender sus derechos”.

Y agrega. “Hago un llamado al presidente Juan Orlando Hernández y al Gobierno de Honduras a investigar a fondo este crimen y llevar ante la justicia a quienes planearon y perpetraron este ataque”, sentenció el alto funcionario estadounidense.

Por su parte la congresista Norma Torres, quien ha sido una fuerte crítica del mandatario hondureño, a quien ha señalado en reiteradas ocasiones por sus vínculos con el narcotráfico, manifestó su apoyo al pedido del congresista Sires.

Félix Vásquez, miembro de la comunidad indígena Lenca y defensor de los derechos de los trabajadores rurales, fue asesinado frente a su familia, el sábado 26 de diciembre, por varios hombres armados y enmascarados que irrumpieron en su casa ubicada en Santiago de Puringla.

Mientras que Adán Mejía, perteneciente a la etnia tolupán, fue asesinado el martes 29 de diciembre, en el momento en que realizaba labores agrícolas en la finca de esa comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *