Porque la batalla contra el Covid no ha terminado hay que continuar en guardia

cosenza


Peor aún con Ómicron, el refuerzo que le ha llegado a la pandemia que se asegura trae nuevas armas que lo hacen más peligroso.

De ahí que el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, exhortara a la población hondureña a no relajarse ni dejar a un lado las medidas de bioseguridad, porque los casos de Covid-19 podrían incrementar en cualquier momento.

Desde el pasado mes de noviembre se ha estado reportando una importante reducción de contagios, de hospitalizaciones y muertes por la enfermedad, lo cual a la vez es de riesgo, porque puede hacer creer a la población que la pandemia ya pasó, lo cual sería un grave error.

Hasta octubre se reportaban un promedio diario de 1,200 contagios, a la fecha se registran entre 60 y 70 contagios al día.

Los centros hospitalarios han reportado una reducción del 95 por ciento, por lo que los decesos son muchos menos que hace algunas semanas.

No obstante, en varios países de África, al igual que Europa, incluso América, ya se han reportado casos de la nueva variante Ómicron y según analistas esta sería la variante que comenzaría a predominar en todo el mundo.

En ese sentido, el funcionario pidió a la población “no olvidar la pandemia, recordemos que la pandemia no está controlada. Hemos tenido un descenso vertical del COVID-19, pero en cualquier momento podríamos tener un ascenso de contagios”, advirtió.

“Día a día vamos viendo que van surgiendo diferentes variantes de esta enfermedad, por lo que esta pandemia está lejos de terminar”, afirmó.

Preocupación adicional son las consecuencias que la actividad política pueda dejar con respecto a la pandemia, por eso el funcionario de la Salud hizo énfasis en llamar a la población que continúe cuidándose con esmero para evitar no ser contagiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.