¿Por qué personas con su primera dosis de vacuna anticovid han dado positivo?

Casos como el planteado resultan ser la prueba más fidedigna que el hecho de estar vacunado no es causa para bajar la guardia y dejar de aplicar las medidas de bioseguridad, eso sería un grave error, expresó el doctor Edgardo Umaña, en entrevista brindada al periodista Carlos Martínez en el programa “En La mira”,que se transmite por Canal6.

“Cuando las vacunas tienen varias dosis, esto sugiere que son necesarias las dosis de refuerzo. Si una vacuna requiere de dos dosis, de tres dosis, pues las investigaciones de los científicos han dicho que esa es la cantidad de vacuna adecuada para adquirir una inmunidad”.

“Entonces cuando la persona solo ha recibido una dosis significa que todavía no está inmunizado”, eso por varios factores, partiendo de que cada farmacéutica desarrolla sus propias metodologías, también cada cuerpo o organismo reacciona de forma diferente y por último cada dosis necesita de un tiempo prudencial de espera para la lograr la inmunización.

“Por ejemplo, la vacuna marca Moderna requiere de 28 días de espera para aplicar la segunda dosis, la Pfizer requiere de 21 días, en cambio la AstraZeneca requiere de tres meses aplicar la segunda dosis; cada una pues según los estudios que han realizado y las tecnologías que han aplicado para desarrollar las vacunas”, expuso el galeno.

Agregó que en esto de las vacunas unas hablan de un grado de efectividad de 70%, otras de 85%, otras de 90%, eso lo que quiere decir es que son las probabilidades de que la vacuna le va a ayudar a prevenir que la persona vaya a tener una enfermedad grave. “Pero no quiere decir que no se va a contagiar, o que no va a contagiar a otras personas”, es que va a reducir el porcentaje de gravedad de la enfermedad.

“Sin embargo la efectividad propia de la vacuna para no enfermarse llega a un 75 ó 80%, que es el caso de la AstraZeneca. Entonces qué resulta, que la probabilidad de las personas que puedan alcanzarlas  es de100 de ellas, 75 lo lograrán”.

Y aquí es en donde el doctor Umaña hace una diferenciación entre vacunar e inmunizar. “Vacunar es un acto mecánico, en el cual un profesional de la salud le aplica una aguja con un contenido inoculante en el brazo”.

“El acto de inmunización es la respuesta del cuerpo va a dar a esa sustancia. Sin embargo, nadie sabe cómo va a responder el organismo de la persona”, existe la posibilidad que en el lapso de tiempo que se da de intervalo para aplicar la segunda dosis, el organismo de alguien no responda a la primera dosis, o sea, que no genere los anticuerpos que se esperaría aparecieran con la vacuna.

“Entonces ahí es en donde caemos en que alguien se vacune y de repente puede resultar infectado. Por eso es que se mantiene la recomendación que las personas aunque se hayan vacunado, tienen que guardar siempre las medidas de bioseguridad”, manifestó.

Esta situación se mantendrá así hasta que el día que nos den la noticia que ya no tenemos mortalidad por Covid y que el número de casos de contagio han disminuido casi a cero, hasta entonces podremos decir que la pandemia está mas o menos controlada.

Mientras eso no suceda tendremos que seguir manteniendo el distanciamiento social, uso mascarilla, lavado constante de manos y uso de gel, etc. aunque estemos vacunados.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *