Por qué en uno y otro lugar vecinos se oponen a que sean enterrados en cementerios vecinos a víctimas del Covid

POR EL MIEDO, esa es la conclusión que con seguridad expresa el sicólogo Rocky González, es la causa que conduce a diferentes pobladores a actuar de esta forma.

Él lo plantea así. “El miedo es una emoción tan fuerte que tiende a anular la cognición, anula las habilidades cognitivas, PUEDE MÁS SOBRE LA RAZÓN, incluso, porque es una emoción que nos sirve para la sobrevivencia”.

“Entonces cuando una persona es atacada por el temor, se deja invadir por el temor difícilmente las argumentaciones o los razonamientos lógicos van a tener efecto en estas personas”.

Como es una situación anómala, para revertirla hay que “hacer un trabajo de hormiga, involucrando a los líderes comunitarios, a líderes religiosos, líderes humildes. Porque también el otro factor es que la gente se ha vuelto incrédula, porque lamentablemente todos los aspectos sociopolíticos que hemos estado viviendo han creado una cultura de la sospecha, de la incredulidad, falta de confianza en los demás”.

“A esto también la gente está ‘bombardeada’  por las ‘fake news’, las famosas noticias falsas y como éstas se presentan tan ciertas y las noticias falsas tienen dos efectos. Uno que no puede hacer sentir contentos, alegres, positivos, pero es algo que a la larga no es real, porque la noticia era falsa”, dijo el licenciado González.

Dicho de otra forma ofrece una percepción equivocada de la realidad. Además que pueden causar un efecto negativo, sumirnos en la tristeza, en un estado anímico depresivo. “Los líderes comunitarios tiene un papel muy importante en esto porque de alguna manera ellos tienen credibilidad y pueden colaborar transmitiendo una información correcta y creíble”, manifestó.

En esto se debe sumar la Secretaría de Salud, no solamente tener una intervención curativa del problema sino realizar una prevención primaria, educar, informar, pero de manera pertinente para que la gente esté clara con lo que realmente es.

“Imagínese si llega una persona que quiere enterrar a su ser querido, que murió por Covid, o hay sospecha y la gente se opone a que lo entierren en ese cementerio de una comunidad específica es precisamente porque están desinformados”.

“Y tienen, probablemente una saturación de información que no les está ayudando” de ahí que considere de suma importancia que la población sea empoderada de la información correcta y pertinente para evitar esos temores”, enfatizó el profesional de la sicología.

También se refirió al por qué ayer mucha gente salió ‘desbocada’ a comprar comida rápida. El dijo que la gente pone por arriba la satisfacción de sus necesidades sicológicas y no la razón.

“La razón nos está diciendo y las autoridades lo remarcan que no debemos hacer ese tipo de acciones. El confinamiento hace que estas personas se desesperen, la gente más que ir a comprar una hamburguesa, o de ir a comprar un producto, es la necesidad de salir del confinamiento”, aunque reconoció que ese solo es uno de los muchos factores que interactúan.

En el caso de la violencia doméstica, que ha sido una constante durante el confinamiento, el licenciado González dice que en parte se debe a que hay personas que ya tiene una predisposición hacia la violencia, o trastorno del estado de ánimo, situaciones como las que estamos viviendo pueden crear crisis tremenda”.

En este tema también las autoridades de Salud tienen que intervenir, porque tarde o temprano las personas vana a abarrotar los centros de Salud buscando asistencia sicológica. También que la mayoría de personas no han sabido construir la denominada resiliencia, dijo.

“Que es la capacidad de sobreponerse ante las dificultades y no perder su naturaleza, si nosotros somos capaces de reponernos a los golpes como la adversidad, la incomodidad, el poder tolerarnos entre las personas vamos a tener la oportunidad de sobrellevar de mejor forma posible”, aseguró.

Todo lo que nos rodea en este momento está rodeado de temores, a enfermarnos, a perder el empleo, a encontrar uno, a llevar sustento a la familia, medicamentos, a perder el negocio, a que quiebre la empresa, etc.

“Y estos temores hay que expresarlos, hay que hablarlos con la familia, con las personas más cercanas, no es motivo de vergüenza que tenemos temor, porque es lo natural en la persona humana, y al comunicarlo, además de la descarga sicológica que nos proporciona, otras personas que no tienen la presión de nosotros podrá aportar ideas que conducirán a una solución o desvanecimiento de los temores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


uno × 1 =