Por insurrección de la Bancada de Libre, nueva identidad solo sería un sueño.

Debido a la suspensión de la sesión del jueves por la ‘sublevación parlamentaria’, no solo boicotearon los premios a los periodistas, si no que también los diputados de Libre ponen en riesgo el contrato con una empresa de Estados Unidos, para empezar a trabajar en la nueva tarjeta de identidad.

Según la agenda parlamentaria, después de la entrega de los Premios Periodísticos, se pasaría a la discusión de la aprobación de este contrato, para el cual ya había consenso entre todas las bancadas en aprobarlo, por cierto que el proyecto de la Nueva Identidad fue presentado por el diputado de Libre, Jorge Cálix.

Ahora el problema radica en que la calendarización fiscal estadounidense, ha puesto esta intención hondureña en una lucha contra el tiempo. Sucede que el próximo jueves 30 de mayo, cierra el año fiscal en Estados Unidos; pero si antes de estos pocos días que faltan el contrato no está firmado y ratificado, el Registro Nacional de las Personas (RNP) se verá obligado a arrancar el proceso desde cero.

Quién  confirma todo esto es el integrante de la Junta Interventora del RNP, Rolando Kattán, al afirmar que todo esto se traduciría en un enorme retraso en las intenciones de poder contar con una nueva y confiable tarjeta de identidad, así como un Censo Electoral depurado.

“Volver a empezar llevaría a un desfase en la base de datos y para nosotros es muy importante cumplir el mandato que tenemos del pueblo en general de entregar un Censo confiable, seguro; pero también tener una base de datos de primer mundo, que nos permita poner a los ciudadanos en el censo y generar una inter operatividad entre todas las instituciones”, expresó Kattán.

No obstante y a pesar del oscuro panorama, Kattán dijo guardar confianza en que se produzca un acuerdo entre las partes y a la vez esto haga normalizar el trabajo en el Congreso Nacional, para ratificar el contrato. Solo así no se vería afectado el cronograma ya trazado por la junta Interventora del RNP.

La empresa con la que se firmaría el contrato es la Oracle Corporation, una empresa líder especializada en el desarrollo de soluciones de nube. Ocupa el primer lugar en la categoría de las de bases de datos y el séptimo a nivel mundial de las empresas de la informática.

De no aprobarse  este contrato el retraso en la nueva identidad podría llegar hasta los seis meses a partir que se apruebe, más un costo mayor de lo ya pactado con Oracle.

La disyuntiva  está que cuando finalizaron los premios parlamentarios a los periodistas, no se convocó a sesión para la próxima semana y aún se desconoce si lo harán, por las amenazas de los diputados de Libre en boicotear estas, por lo que la aprobación de este contrato está en el aire.

en riesgo nueva tarjeta identidad


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*