Por fin una voz sensata se opone a requisito de hoja de antecedentes

Exigirle a una personas desempleada que pague cada seis meses alrededor de 350 lempiras y realizar horrorosas filas para obtener hojas de antecedentes judiciales y policiales, no ha tenido sentido alguno.

El diputado Oswaldo Ramoso Soto, haciendo acopio a su cúmulo sabiduría discernió, con certeza, que no hay ninguna razón que justifique causa alguna para exigir a las personas que andan en busca de empleo, la presentación de hojas de antecedentes, por lo que mocionó para que el Congreso Nacional prohíba esta exigencia al momento de solicitar un empleo, o se proceda a la contratación de una persona.

Durante años, todo mundo ha sido testigos multitudes acordonando edificios públicos, en rigurosas y extenuantes filas, a menudo bajo el inclemente sol, porque cuando no, ha sido bajo la lluvia, en infame desprecio de parte de las autoridades hacia una masa de la que refieren protegen porque es la que mueve el desarrollo del país.

Soto reconoce que la exigencia de estos documentos por cada uno de los potenciales empleadores, hace una enorme carga económica para los solicitantes de empleo, que como es lógico no cuentan con ingresos en ese momento, tal es la necesidad de realizar tales diligencias.

moción prohibición hoja antecedentes


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*