Pintor hondureño destaca en exposición internacional de pintura en America Latina. Mira sus obras aquí

Miguel Sorto, pinta desde su interior,  por un impulso interno, que lo motiva a transmitir un mensaje o un sentimiento con el lenguaje de la forma y el color, siendo la vida misma el motivo de su inspiración, desde niño ya dibujaba y pintaba con la ayuda de su imaginación, rayando las viejas tablas que servían de paredes de su casa, con carbones de leña y pedazos de tiza de la escuela, inspirado en ese entonces por la naturaleza, inspirado en la creación de Dios.

Pero desde hace unos 15 años Miguel Sorto inició a pintar profesionalmente con los pigmentos del óleo y otras técnicas de pintura, y su talento ha llegado a dar la vuelta por más de 14 países, entre ellos destaca Estados Unidos, y los países del continente europeo y asiático, a través de coleccionistas, diplomáticos extranjeros y empresarios, y es así como ha representado a Honduras en exposiciones en Guatemala, recientemente en La Universidad de San Carlos, en Argentina y Panamá.

Lo más reciente ha sido su participación en la Exposición Virtual Internacional de América Latina.

Ha sido una experiencia muy bonita y positiva, donde he tenido el honor de poder representar a Honduras y mi obra estuvo dentro de las 90 obras participantes con artistas de países como Argentina, Panamá, Colombia, México y Honduras, gracias a La Asociación Hondureña de Artistas Plásticos (AHAP) de la cual tengo el honor de ser su miembro. Donde los artistas latinoamericanos nos unimos para fortalecer el arte en tiempos tan difíciles y decirle al mundo que el arte une fronteras, crea sueños, cumple propósitos y lleva muchos objetivos y una oportunidad de dar al mundo parte de la riqueza cultural que poseemos, mi obra expuesta ha sido un homenaje a la mujer hondureña (sublime y dulce libertad) a esa mujer capaz, tierna, inteligente, digna de respeto y admiración, instrumento de vida con la capacidad de transformar el mundo con sus virtudes, esa mujer emprendedora, aguerrida y que a la vez destila esa miel donde sus hijos o sus sueños llegan a posarse en su dulzura.

» Sublime y Dulce libertad» técnica Óleo/ estilo surrealista.

Y es que pintar y concebir una idea en un lienzo es todo un proceso para Miguel, los materiales les permiten experimentar, innovar y, está convencido de que las cosas tienen muchas formas de hacerse, lo que lleva a obtener resultados asombrosos, según él, la mente de un artista tiene ese momento espontáneo, que le permite pensar, analizar y transmitirlo a un lienzo en blanco.

Y aunque la pandemia ha golpeado la economía de muchas familias en el país,  y ha llenado de luto a otras familias, Miguel nos comparte que durante estos meses de cuarentena los hondureños parecen haberse interesado por tener arte en sus casas.

Me he llenado de valor y esperanza que solo en Dios nuestro creador he podido encontrar, y  la gloria sea para Él por el don de la vida que me ha regalado, como también por el talento que ha puesto en mis manos. Este ha sido un gran tiempo, tanto de ventas como para crear, ha sido en lo personal un tiempo muy productivo, de mucha bendición y satisfacción. Durante esta cuarentena he logrado vender alrededor de 10 obras. 

Las obras de Miguel se cotizan entre los $350 hasta los $2000.00,  los precios dependen mucho del tema, los materiales y el tamaño.

Referente al futuro del arte en Honduras, Miguel es positivo, y lo ve engrandecido, y confía que el arte lograrà una posición muy importante en el país. Porque en sus propias palabras,  el arte no solo llena un espacio físico sino que logra un sentimiento interno en el espectador. Y ese es el fin del artista transmitir esos sentimientos, ese mensaje a los ojos y alma de las personas, cuando logramos encontrar en nosotros esa sensibilidad provocada por una obra de arte es porque tenemos esa virtud de captar lo sublime y bello de la vida, es por eso que el arte humaniza, y practicar el arte es una de las mejores terapias emocionales.

Y finalmente a todos los jóvenes hondureños Miguel tiene un mensaje,

Todos somos creadores de cosas maravillosas, plasmemos nuestros sueños, desde ya somos una grande y magnifica obra de arte, a los jóvenes artistas, les digo que no desistan, que se apasionen noblemente, así como el proceso de un lienzo en blanco que paso a paso va logrando vida y su final es satisfactorio, que tengan fe en Dios, que han nacido para grandes cosas, de las cuales requieren mucha pasión, disciplina, lectura y práctica.

Y extiende su mensaje al resto de hondureños, haciendo una invitación para que adquieran arte hecho en Honduras,
porque que es una gran inversión, el arte cada vez sube su valor, tanto cultural como también monetario, por lo que nos dice,  «apoye el arte hondureño, dele la oportunidad a esa pieza para que esté en su lugar especial embelleciendo su hogar. Muchas gracias».

Encuentra a Miguel Sorto y su trabajo en las redes sociales en Facebook / Miguel Sorto, Instagram / msorto2020 o escríbele a su correo electrónico, [email protected]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


17 + doce =