Pez gordo del narcotráfico en Italia regresa a Roma para cumplir una condena de 30 años

Pez gordo del narcotráfico en Italia regresa a Roma para cumplir una condena de 30 años

Rocco Morabito, el segundo fugitivo más buscado en Italia y un pez gordo de la poderosa mafia ‘Ndrangheta, fue trasladado a Roma el miércoles después de ser extraditado desde Brasil, poniendo fin a unos 28 años de fuga.

Morabito, quien fue arrestado en Brasil en mayo de 2021, ahora cumplirá una condena de 30 años de prisión por varios delitos de drogas.

“Fue un arquitecto importante en la internacionalización de las bandas (criminales) y se convirtió en el rey de los traficantes de cocaína”, escribió en Facebook Nicola Morra, jefe de la comisión antimafia del parlamento.

El Ministerio del Interior dijo que Morabito había sido incluido en su «programa especial de búsqueda» para delincuentes fugados. El fugitivo número uno de Italia es Matteo Messina Denaro, un jefe de la mafia siciliana Cosa Nostra que ha estado prófugo desde 1993.

Morabito, de 56 años, tenía condenas por tráfico internacional de drogas por casos separados en las ciudades italianas de Milán, Palermo y Reggio Calabria. Los investigadores dicen que fue la persona clave de la ‘Ndrangheta en América del Sur.

La ‘Ndrangheta tiene su base en la región sur de Calabria, la punta de la bota de Italia, y ha superado a la Cosa Nostra para convertirse en el grupo mafioso más poderoso del país, y una de las bandas criminales más grandes del mundo.

Morabito fue detenido, junto con otro narcotraficante prófugo, en la ciudad brasileña de João Pessoa, unos cuatro años después de que lograra fugarse de la cárcel en Uruguay.

Lo habían rastreado hasta Uruguay en 2017 y vivía bajo un alias en ese momento, usando un pasaporte brasileño falso.

En los últimos años, Brasil se ha convertido en un jugador clave en el tráfico transatlántico de drogas, con sus pandillas uniéndose a jugadores italianos, holandeses y balcánicos para mover cargas récord de cocaína a Europa, atraídos por los altos precios y la creciente demanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 10 =