Personas con discapacidad en Honduras, abandonados por el Estado denuncia CONADEH

E3BDA52E-BE1B-4B17-88D6-237F519A5B91

La Comisionada Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) exhortó al Estado a eliminar las barreras que obstaculizan la inclusión de más de un millón de personas con discapacidad en Honduras .

Las personas con discapacidad deben ejercer con autonomía y libertad los derechos básicos como la libre circulación, educación, salud, información, comunicación y empleo, dijo Blanca Izaguirre, titular de CONADEH, en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre.

La defensora del pueblo urgió el cumplimiento efectivo de la normativa nacional e internacional y se aplique el principio de igualdad y no discriminación hacia las personas con discapacidad.

Explicó que las deficiencias en la infraestructura pública, las dificultades para acceder a un puesto de trabajo, el maltrato en el servicio del transporte público, la poca accesibilidad a la información y la comunicación, son parte de las barreras que enfrentan a diario más de un millón de hondureños que tienen algún tipo de discapacidad física, sensorial, intelectual y/o psicosocial.

Agregó que el maltrato, así como la discriminación que sufren desde su niñez, con oportunidades educativas restringidas, carencia de servicios de salud integral, falta de oportunidades laborales, inmovilidad y encierro “obligatorio”, vulnera los derechos humanos de esta población que representa, al menos, un 14% de los 9.6 millones de hondureños.

Desde Conadeh detallan que en Honduras se promulgó la Ley de Equidad y Desarrollo Integral para las Personas con Discapacidad, la cuál obliga a las entidades públicas, empresas y otras instancias privadas a contratar un mínimo de personas con discapacidad, de acuerdo a una tabla relacionada con el número de empleados, pero no se cumple.

Otras dificultades que enfrentan, es la infraestructura física de las ciudades, a la que se suman las barreras arquitectónicas en inmuebles públicos y privados, lo que se constituye en un serio obstáculo para que las personas con discapacidad puedan disfrutar a plenitud de sus derechos.

En lo que respecta a los servicios de salud, el 70% no cumple con los estándares de accesibilidad, por su infraestructura, ya que no cuentan con rampas, baños adecuados y espacios amplios para su movilización; asimismo, la atención médica especializada es casi nula, al igual que se presentan dificultades para proveerles de medicamentos.

Deja tu comentario