Pedri le da un triunfo sufrido al Barcelona

Barcelona logra sufrido triunfo ante el Celta

Barcelona, 9 oct (EFE).- Un gol de Pedri González en el primer tiempo decantó el duelo de los azulgrana ante el Celta (1-0) para seguir al frente de la clasificación, en un partido en el que los gallegos tuvieron las mejores ocasiones en el segundo tiempo y merecieron mejor suerte.

Llegará líder el Barça al Bernabeu la próxima semana, pero con malas sensaciones. Firmó de largo el peor partido del curso frente a un Celta que tuvo ocasiones para llevarse la victoria, aunque entre Ter Stegen y el palo le impidieron sumar algo en el Camp Nou.

Y es que para el Barcelona, lo mejor fue el resultado. O le faltó frescura o llevaba el freno de mano puesto. El Barcelona no ofreció buenas sensaciones. Controló el juego en el primer tiempo y sufrió en el segundo.

Seguramente fue por la defensa de circunstancias, con hasta tres zurdos en cuatro posiciones, o porque la cabeza se había trasladado ya al inminente partido del miércoles ante el Inter de Milan, donde se lo juega todo.

Reservó Xavi Hernández a Eric García y puso de central a Marcos Alonso; decidió que era el momento para alinear a Raphinha por la derecha, en lugar de Dembélé, a Ferran por la izquierda y cambiar de lado a Gavi y Pedri.

Más allá del enorme trabajo de Gavi, de nuevo sublime en la recuperación, y de la clarividencia de Busquets, el Barcelona estuvo plano en el primer tiempo.

Raphinha ofreció voluntariedad, Ferran empezó bien, pero se ofuscó y en el primer episodio, Lewandoski ni siquiera apareció. El brasileño fue el primero que puso a prueba a Marchesín, con un remate lejano a los 11 minutos, bien resuelto por el meta céltico.

Avisó Ferran después de un gran pase de Busquets y el metrónomo azulgrana inició la jugada del 1-0. Descargó Lewandowski el centro de defensores, Gavi entró a la espalda de Aidoo, centró y Unai Núñez despejó mal. Allí estaba Pedri (min. 17) para empujar a la red, seguramente en uno de los goles más fáciles de su carrera.

El Celta, muy replegado, intentó salir con Aspas y a apoyándose en el gran juego de espaldas de Larsen, pero apenas sí inquietó la meta de Ter Stegen. Solo un servicio de Aspas, que reaparecía hoy, al que no llegó Cervi fue lo único que ofreció en ataque.

El Barcelona aunque sin brillo, sí tuvo más llegadas, como un remate de Jordi Alba (min. 24), que salió fuera por poco. Reclamaron los locales penalti sobre Raphinha en una jugada en el minuto 41 y Piqué remató fuera en el 45, en la última ocasión del primer tiempo.

Y como los vigueses vieron que los azulgrana no estaban finos, olieron la sangre y se fueron a por el partido. En el 48, Óscar Rodríguez no aprovechó un gran pase de Aspas y después, en el 58, una doble llegada de los célticos fue resuelta por Marcos Alonso.

Tampoco estuvo bien Ter Stegen y Gabri Veiga no pudo aprovechar en el 59. Como Xavi vio las orejas al lobo, puso en juego a Ansu, Dembélé y De Jong por Ferran, Raphinha y Pedri, en busca de más frescura, pero fue el Celta quien siguió presionando.

Incluso los gallegos llegaron a marcar en el 70, por medio de Larsen, en una jugada anulada por un fuera de juego previo. El Barcelona estuvo a merced del Celta hasta el final del partido.

Así Iago Aspas la tuvo en una acción en el 84, pero no pudo superar a Ter Stegen; y poco después Hugo Mallo remató junto al palo izquierdo de la meta local.

El Celta lo merecía y la imagen de Dembélé era la del errático juego de los suyos. En la recta final del partido, Aspas enmudecía en cada acción al Camp Nou y Carles Pérez, hasta hace no tanto un chaval de La Masia, sembró el peligro con dos remates francos.

Hasta en el 94, Paciencia remató sobre el palo de Ter Stegen. Al final ganó el Barça, pero podía haber perdido, un buen resultado para un mal juego a tres días de jugarse su futuro en la Champions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *