N247 Dom 25 Febrero 2024 (15)

Partido Nacional celebra su 122 aniversario en medio de crisis política y judicial

Tegucigalpa.- El Partido Nacional de Honduras conmemora hoy su 122 aniversario en un contexto desafiante, marcado por acusaciones de corrupción y narcotráfico que afectan a sus líderes. Este partido, uno de los más antiguos del país junto al centenario partido Liberal, se encuentra en el ojo del huracán mientras enfrenta señalamientos públicos por las acciones de sus máximos dirigentes.

En las elecciones de noviembre de 2021, a pesar de obtener más de 1.3 millones de votos, los nacionalistas no lograron retener el poder. La población expresó su hartazgo debido a la crisis generada por decisiones gubernamentales erróneas, reflejadas en la creciente migración, problemas de salud, desempleo, extorsión e inseguridad.

En un momento crucial para el partido, coincidiendo con su aniversario, el expresidente nacionalista Juan Orlando Hernández enfrenta el sexto día de juicio en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. Se le acusa de conspirar para introducir cocaína en los Estados Unidos y de utilizar millonarios ingresos para financiar sus campañas políticas. A pesar de estas acusaciones, el partido se aferra a su posición en el Congreso Nacional con 43 diputados, constituyéndose como la principal fuerza opositora.

El Comité Central nacionalista también ha experimentado cambios en su dirección, con la sustitución de David Chávez por Fátima Juárez, tras una orden de captura vinculada a un escándalo de corrupción. Chávez se encuentra en paradero desconocido.

Frente al juicio de Hernández, el partido insiste en que se trata de un caso individual y no institucional. En comunicados públicos, exigen imparcialidad y despolitización de las acciones judiciales, al tiempo que señalan actos que consideran corruptos en el gobierno actual.

A pesar de la crisis y con Hernández en juicio, los nacionalistas mantienen la determinación de recuperar el poder, presentándose como la respuesta al supuesto mal gobierno de Castro. Líderes como Roberto Ramón Castillo, del movimiento Monarca, abogan por una renovación del partido, desvinculándose de la cúpula contaminada.

Aspirantes presidenciales como Nasry “Tito” Asfura y Jorge Zelaya buscan liderar la reconstrucción del partido y del país. Sin embargo, en un entorno de creciente desconfianza, enfrentan el reto de convencer a la población de su capacidad para superar la marea de crisis política y judicial que afecta al Partido Nacional de Honduras.

Esta nota fue elaborada con información tomada de Proceso Digital

Deja tu comentario