Parece que el Estadio Nacional no logrará sobrevivir

Graderías no reciben el visto bueno para ser sede de espectáculos y para complicar la situación, baranda instalada para evitar que la afición tuviera acceso a la zona de mayor riesgo fue pegada con ‘chicle’.

La Comisión Nacional Pro Instalaciones Deportivas (Conapid), recibió instrucciones para delimitar de forma apropiada, la zona en que las autoridades del Sistema Nacional de Gestión en Riesgos (Sinager) se pronunció que debía ser inhabilitada para recibir público.

En ese momento se indicó que el aforo recomendado y permitido a recibir era de 12 mil personas. Sin embargo el informe brindado por la empresa a la que se le encomendó hacer un estudio de la situación física estructural, es particular en la gradería de sol, su veredicto fue. NO ES APTA PARA ALBERGAR ESPECTÁCULOS deportivos.

Conapid instaló una pequeña barandilla de poco más de un metro de alto, seccionada, fijada al concreto con  tornillos, sin embargo hasta una leve brisa la mueve hacia delante y hacia atrás, por lo tanto no representa seguridad alguna que pueda servir para los propósitos que se indicaron.

Por lo que es probable que el Nacional se vaya sin haber tenido un cierre decoroso, debido a que las décadas pasaron y las autoridades deportivas siempre se olvidaron que había que darle mantenimiento continuo.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


9 + ocho =