Para Marvin Ponce al CNE los que llegaron son activistas políticos

Captura 2 marvin


Además, analiza uno a uno, la situación interna en cada uno de los partidos en contienda primaria.

A consideración de él, esto es parte de la situación conflictiva que impera en este momento al interior del órgano electoral hondureño.

Comienza por expresar que “este proceso electoral de este año será estratégico, porque será el ‘parteaguas’ para la reconstrucción del país”, aclaró que esa reconstrucción no es únicamente en lo que refiere a la economía y la infraestructura.

“Una reconstrucción también moral, una reconstrucción espiritual, una reconstrucción de la familia hondureña. Entonces se va a ocupar gente con un liderazgo fuerte, que sí lo tenemos, pero que desgraciadamente no lo hemos explotado, tenemos muy buenos médicos, excelentes enfermeras, excelentes bomberos, buenos políticos”, aquí hizo un paréntesis explicativo.

“Aunque la clase política ha sido estigmatizada y golpeada también producto de la campaña de odio que se ha centrado mucho en la política y también en los sectores oficiales. Entonces en ese concepto venimos a un proceso electoral donde la movilidad no es como antes porque hay que andar protegido contra la pandemia”.

“Y por otro lado también esta es la campaña más pobre en la historia de Honduras en aspectos de publicidad y en aspectos de visualización de los candidatos. Imagínesela situación que están viviendo los candidatos nuevos, que no los conoce la gente y además de ello tienen que andar con mascarilla, entonces peor que los conozcan”, expresó Ponce.

Sin embargo apuntó la situación delicada que esta se viviendo en el Consejo Nacional Electoral (CNE). “Lo que más preocupa es que los dueños del circo, como dicen algunos, los del Consejo Nacional Electoral que tienen que administrar, promover, articular los escenarios para hacer válida la voluntad popular en términos que se monte un buen proceso y los resultados sean transparentes”.

“Vemos realmente una confrontación muy peligrosa en el CNE y eso era de esperarse cuando vimos que por primera vez, no es que solo llegaron miembros de partidos políticos a los puestos, sino que llegaron activistas políticos a ocupar puestos de la administración electoral. Eso pone de manifiesto las grandes contradicciones que hay allí”, señaló.

Y añadió. “Donde la señora Ana Paola Hall, muy poco conoce del tema electoral y muy poco tiene vida política. Y entonces resalta el ‘diente’ de Rixi Moncada muy fuerte; y el muchacho Kelvin Aguirre se ve respondiendo políticamente, pero más desde el punto de vista jurídico”, en ese punto, recomendó hacer un llamado de atención al CNE, para que cesen las contradicciones débiles y se enruten hacia la administración o manejo con transparencia del proceso electoral, expresó.

EL PARTIDO NACIONAL, ELÍAS ASFURA Y SUS PROBLEMAS CON LA JUSTICIA

¿A quien afecta la situación judicial que está atravesando el aspirante y alcalde capitalino Elías Asfura, al Partido Nacional, o al candidato mismo?

“Yo no creo que golpee al partido, golpea al candidato que está en plena campaña. Porque al cierre de campaña le aparece este antejuicio que lo admite la Corte Suprema de Justicia y en alguna medida le va a crear ciertos anticuerpos y refuerza al otro movimiento”.

“Entonces yo creo que no va a impactar mucho en el tema electoral, mas bien percibo que hay ahí una prueba de fuego para Tito Asfura, para ver de qué está hecho para cuando le toque enfrentarse a los partidos en la oposición. Mas bien están entrenando a Tito para que sepa defenderse de cosas difíciles que le van a salir en el debate político para las elecciones generales”, reiteró.

LIBRE Y SUS LUCHAS INTERNAS

“El partido Libre se está debatiendo en un proceso novedoso, porque inició su carrera con 900 mil votos, luego se alió con Nasralla y no se sabe quién jaló más votos, si el partido o la figura de Nasralla. Y el problema es que estas elecciones primarias, lo que sí va a tener es un fuerte abstencionismo, no está motivada la gente para ir a votar”.

“Yo no descartaría que haya un 60 por ciento de abstencionismo del voto duro que no a ir a la urna en la primaria. Entonces eso sí puede afectar al mismo Partido Libre. Recuerde que antes que había menos control ciudadano, cuando los partidos Nacional y Liberal manejaban el Tribunal Electoral, le ponían un colchón de votos para repartir en las primarias y hacer parecer como 800 mil, 900 mil y un millón de votos; pero eso ya no va a ocurrir ahorita”, vaticinó Ponce.

De tal forma que considera que sumando entre elecciones internas, primarias y generales el Partido Nacional no a sumar más de 600 mil votos, pero a Libre le acredita un máximo de 300 mil, mientras que al Partido Liberal si suma 200 mil será bastante manifestó.

“Entonces el Partido Libre está temeroso de ir a elecciones primarias, por el voto duro que se le puede ver reducido bastante. Recuerde que una trinchera de Libres es la zona noratlántica y esa zona actualmente está damnificada, con lodo aún en varios lugares, están reconstruyendo algunas pequeñas empresas, mucha gente apenas está volviendo a la vida después de una terrible situación, entonces, qué motivación podrá tener esa gente para salir a votar”, cuestionó.

¿Y EN EL PARTIDO LIBERAL?

El polarizado Partido Liberal no goza de un gran líder que pueda amalgamar las distintas fuerzas en una sola, consideró Marvin Ponce. “No tiene una gran corriente que una al partido, la tendencia es la ruptura entre los que se consideran limpios y los que les dicen sucios; el lado oscuro y el lado blanco”.

“Pero realmente da tristeza porque el Partido Liberal podría ser una alternativa en un momento de una alianza porque tiene votantes, tiene muchos alcaldes. Recuerde que ahí no solo se pelea el poder general, se pelea el poder local, el poder departamental y el Partido Liberal tiene muchas fuerzas en esas áreas”.

“Pero lo que está claro es  que está muy sucia la campaña en el Partido Liberal, lo que apunta a que un bando del partido se va a ir a una alianza y otro bando se va a ir a otra alianza entonces vamos a tener en las generales a dos alianzas”.

Sostuvo que eso va a poner en una posición muy cómoda al Partido Nacional porque ya la oposición va a estar divida en dos grandes bandos y eso le va a dar ventaja, a pesar del desgaste tras gobernar 12 años, a pesar de todos los cuestionamientos como el manejo de la pandemia, los hospitales móviles, de la corrupción”, consideró.

El Partido Nacional con el voto duro de su partido va a poder ganarle a una oposición dividida, entonces, dijo. Además considera a los liberales les conviene retirar los ataques personales entre las principales figuras de su partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.