Para frenar la extorsión fue el nuevo traslado de reclusos en centros penitenciarios

La operación contempló la rotación de 421 privados de libertad entre los diversos reclusorios del país.

Los reos que este día resultaron sujeto de traslado es por las investigaciones los consideraron sospechosos de enviar órdenes de extorsión y asesinatos desde el interior de esas cárceles. En tal sentido el presidente Hernández manifestó que esta situación no se puede seguir permitiendo.

«Desde tempranas horas de este día hemos iniciado una operación para movilizar a 421 privados de libertad entre diferentes cárceles, principalmente donde tenemos máxima seguridad», expuso el mandatario.

Agregó que con la reubicación se busca que el sistema penitenciario alcance mayor grado de seguridad hacia la población. «Esta reubicación obedece a ser mucho más precisos y a endurecer el mecanismo de máxima seguridad y yo quiero adelantarme a las críticas que van a venir de los parientes, de los abogados, inclusive de organismos de Derechos Humanos, nosotros tenemos que cuidar y proteger a la ciudadanía», adelantó.

Ala vez que involucró a algunos defensores privados que se prestan a ser colaboradores de los reos, por lo que declaró. «Los abogados tienen que ser sometidos a un seguimiento, porque una cosa es la defensa y otra es que esa defensa se use para cometer actos delictivos”.

«Hemos detectado durante todo este tiempo, el mundo criminal aprovecha una visita para mandar un mensaje, sea verbal o escrito; y cómo utilizan llamadas y cómo cuando salen a pedir atención médica o cuando salen a una audiencia son formas que ellos utilizan para ordenar asesinatos, extorsiones y otros delitos», indicó Hernández.

También aprovechó para enviar una seria advertencia a las grandes compañías de telefonía móvil, en caso de confabulación con estos grupos criminales. «Las empresas telefónicas que brindan servicios de cable, si se están prestando para ese tipo de cosas tiene que haber una sanción”. Advirtió.

Se comprometió a ser más fuertes como autoridad, porque a la postre, es el pueblo hondureño el que sufre cuando les llega un papelito en donde se les indica el pago de extorsión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *