PARA ENFRENTAR AL COVID: Población hondureña se ha olvidado de las medidas de bioseguridad

Esto es muy peligroso en especial ahora que de nuevo la alta incidencia de la pandemia viene hacia arriba, con el agravante que hoy el ataque es con nuevas variantes del virus, que según reportes médicos son más agresivas y mortales.

El médico infectólogo, Ramón Gonzales, considera que la población tiene poco respeto por la enfermedad y se está fallando en gran medida en la aplicación de las medidas de bioseguridad.

“Ya no se está tomando como al inicio, ya las personas le han dado poca importancia y esto es lo que ha estado provocando que se dé la multiplicación de casos. A veces, quizá, apoyado por ideas confusas o erróneas sobre la enfermedad que gran parte de la población tiene, lo que se traduce en el alarmante número de contagios”, expresó el doctor Gonzales.

Así como se está reproduciendo la enfermedad, no descarta que en cualquier momento se anuncie nuevamente cierre de ciudades. “Si se diera el caso de un aumento desmedido, incontrolable. O sea, en el momento en que tengamos poco control en el transporte público (que de hecho así es), centros comerciales, mercados, restaurantes, iglesias; si ya no se están tomando las medidas como al inicio, entonces esto hace que los casos se vayan multiplicando”.

Uno de los mayores problemas está en el transporte público, lo han señalado las autoridades de salud, lo hemos visto todos y lo apuntó el doctor Gonzales. “En el transporte público, respeto mucho a los dueños, a los trabajadores, a los usuarios; pero, hay poco distanciamiento, las personas viajan como lo hacían antes de la pandemia, los pasajeros a menudo van sin ningún tipo de medidas, algunos incluso llegan a subir sin mascarilla”.

“De repente algunas personas son asintomáticas, creen que no están enfermas y no usan mascarilla y andan propagando la enfermedad. En el mercado, y lo digo con conocimiento de causa, en el mercado casi nadie usa mascarilla, muy pocos, talvez algunos compradores, lo mismo en las pulperías de barrios y colonias, los pulperos no acostumbran usar mascarilla y la mayoría de sus clientes tampoco”.

“Entonces todos esto se va acumulando en la incidencia y poco a poco la pandemia va en aumento, a tal grado que ahorita en la capital los hospitales no dan para más, muchos pacientes deben esperar en las afueras que se abra un cupo, que generalmente es porque un paciente fallece y ahora vemos que el rebrote va hacia la zona norte, eso es lo que pasa”, expuso con pesar porque son cosas que con la colaboración de la población se pueden controlar.

Evidencia de ello es que personas que ya han recibido la segunda dosis de vacuna se han infectado, personas que estuvieron enfermas una vez se han vuelto a contagiar. “Esto se está dando en diferentes ciudades.

“De hecho yo estuve en una campaña de vacunación en un centro de salud, yo estaba con el megáfono y aun así, las personas no entienden el distanciamiento, hacen aglomeraciones porque quieren ponerse la vacuna de primero, no respetan el orden; entonces creo que en esto se evidencia mucho la falta de educación “, dijo el galeno.

Si eso sucede en un centro de salud, en donde además se le estaba dando indicaciones por medio de megáfono a las personas, imagínese en lugar privado. “El otro día estaba viendo yo en una promoción que había de una cadena de hamburguesas, que toda la parte de afuera estaba rodeada por jóvenes y no había ningún tipo de distanciamiento, muchos estaban sin mascarilla allí”.

“Podríamos echar la culpa a los dueños del negocio, pero no sería lo correcto, definitivamente aquí es la parte de educación individual. Y muchas veces tenemos el error de echar la culpa al gobierno, esto en el aspecto de contagio, no digo en el aspecto del tratamiento, sino el contagio propiamente dicho, porque el único culpable de contagiarse es el ciudadano”, afirmó.

“Entonces hay una falsa percepción, muchos creen que la vacuna nos hace totalmente inmune a la enfermedad, lo cual es un grave error”, recalcó Gonzales.

Llamó la atención a quienes ya tienen aplicadas las dos dosis de vacunas, a que no se confíen, que no bajen la guardia con las medidas de bioseguridad, porque estar vacunados no significa que no se puede contagiar, sino que es probable que la enfermedad le dé menos fuerte, porque tampoco se garantiza que vaya a ser así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − tres =