Oscuro pero previsible presagio: Poder adquisitivo del hondureño se verá reducido aún más

Captura pisto

Es lo que pronostica el economista e investigador del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), Ismael Zepeda, al expresar que el Gobierno debe mostrar cifras reales a la población para tomar precaución en su economía.

“La situación sin lugar a dudas es muy compleja en estos momentos, porque a nivel mundial también se percibe una espiral inflacionaria” producto de la guerra entre Rusia y Ucrania, dijo inicialmente Zepeda.

Subrayó que la incertidumbre mundial y los altos costos de las materias primas para la producción también le están pasando factura a Honduras.

En ese sentido, desglosó que los efectos son notables en los combustibles y los altos precios de la energía, así como en los alimentos y las bebidas.

Por tal razón, el gobierno debe mantener una especial comunicación con la ciudadanía para mantener en alerta a los consumidores, apuntó.

El Banco Central de Honduras (BCH), estimó una inflación del 6.19 por ciento para el presente año, en consecuencia, se prevé un aumento en los precios de bienes y servicios.

Al respecto, el profesional de la economía consideró que son cifras muy moderadas, pues la inflación podría rondar entre el 8 y 10 por ciento, según sus proyecciones.

“El poder de compra en este 2022 va a ser reducido sustancialmente porque los ingresos no crecen al mismo ritmo de la canasta básica”, puntualizó.

Un punto muy importante por parte del gobierno es la comunicación efectiva de cómo proteger los recursos, reiteró.

Zepeda recomendó a la ciudadanía no desbordarse en consumo producto de la emotividad por las fechas venideras, como la Semana Santa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + ocho =