Organismos internacionales avalan estabilidad macroeconómica de Honduras 

macroeconomico-honduras

 

La estabilidad económica lograda por Honduras durante la Administración del presidente Juan Orlando Hernández ha sido avalada por organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), entre otros.

«A pesar de la pandemia y las tormentas tropicales, las autoridades hondureñas permanecen comprometidas con la estabilidad macroeconómica y continúan implementando muchas de las reformas en el marco del programa de apoyo del FMI», indicó el presidente Interino del Directorio FMI, Mitsuhiro Furusawa, mediante un comunicado emitido al concluir la cuarta revisión del programa económico de Honduras en septiembre pasado.

En esa oportunidad, el FMI aprobó un aumento de acceso en DEG (Derechos Especiales de Giro) por 149,9 millones (215,8 millones de dólares) y extendió la duración del Acuerdo Stand-By (SBA) y la Facilidad de Crédito Standby (FCS) hasta el 14 de enero de 2022.

Furusawa señaló además que «la emergencia sanitaria en curso y las importantes necesidades de reconstrucción requirieron una postura fiscal temporalmente más laxa para 2021-2022. Las autoridades activaron adecuadamente la cláusula de escape de la Ley de Responsabilidad Fiscal que ayudará a sostener la economía, sin poner en riesgo la trayectoria de la deuda».

El presidente Interino del Directorio del FMI refirió que «el riesgo de sobreendeudamiento de Honduras sigue siendo bajo. Continuar avanzando con las reformas de compras públicas y del sector eléctrico, así como del programa de movilización de ingresos, será clave para preservar los logros obtenidos con tanto esfuerzo».

En tanto, el representante del BID en el país durante el periodo 2018-2021, Eduardo Almeida, ha reconocido los avances no solo en materia macroeconómica, sino que también en seguridad algo que, dijo, «poco a poco la referencia sobre Honduras pasó a cambiar».

«Los últimos dos años, en comparación con otros países de América, la situación de Honduras es buena y estable», resaltó Almeida el pasado 28 de septiembre al recibir la Orden Francisco Morazán de parte del presidente Hernández.

Referente al tema de seguridad, Almeida dijo que «bajar de 86 a 42 los índices de homicidios en Honduras es un ejemplo en comparación a mi país, Brasil».

«Vale la pena lo que nosotros hacemos por la gente buena de Honduras. Lo que hacen ustedes en el Gobierno y en la empresa privada», indicó.

Manejo prudente de macroeconomía

Por su parte la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, reconoció en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, en septiembre pasado, que Honduras ha manejado su economía con prudencia y cautela, lo que le ha valido para disfrutar de confianza ante los organismos financieros internacionales y la banca.

A la Cepal le ha llamado «gratamente la atención el manejo con cautela y prudencia que Honduras realiza de su macroeconomía, que permite que exista confianza por parte de los organismos internacionales», expresó Bárcena tras una reunión con el presidente Hernández.

Previamente, en 2019, Bárcena había expresado al mandatario que «yo le reconozco a usted y su Gobierno al menos cinco mensajes positivos que ustedes han logrado: uno es el crecimiento de Honduras, es el país que más ha crecido junto con Panamá en toda la región centroamericana y ha sido un crecimiento de 3,7 por ciento el año pasado y de 3,5 este año»

«Lo otro que usted y su Gobierno han hecho, presidente», agregó, «es haber hecho un tremendo ajuste estructural, porque Honduras era un país súper endeudado y ustedes lograron, en ese ajuste, no sacrificar la inversión».

Los otros logros que Bárcena reconoció de la Administración Hernández son que no sacrificó el gasto social y pudo continuar con los programas de transferencias condicionadas.

«La inversión pública en Honduras es de 4,9 por ciento, es una inversión muy importante; por eso les digo que el ajuste estructural no se llevó de corbata la inversión, como sucedió en otros países. Por eso es que hay que aprovechar eso», señaló.

«El otro gran tema es que la inversión extranjera directa llega a Honduras, el único país de toda Centroamérica en donde la inversión extranjera directa creció 3,5 por ciento el año pasado; en el resto cayó 8,5 y eso quiere decir que hay confianza en la macroeconomía hondureña», afirmó Bárcena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + ocho =