Organismo advierte riesgo de incremento de influenza aviar en Centroamérica

png_20221216_192758_0000

San Salvador, 16 dic (EFE). – El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) advirtió este viernes el riesgo del incremento de infecciones de influenza aviar en aves de corral entre diciembre de 2022 y febrero de 2023 en Centroamérica.

La fuente indicó en un comunicado que funcionarios del Oirsa advirtieron en un foro «sobre un incremento de infecciones de carácter respiratorio (…) debido al descenso de temperatura y el aumento del viento».

«Los productores de traspatio de aves de corral (gallinas, patos, pavos) y los encargados de granjas tecnificadas deben de estar alertas y prevenir enfermedades respiratorias en las poblaciones avícolas», indicó el coordinador del Programa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria del Oirsa, Juan Carlos Argueta.

Añadió que «es importante redoblar las medidas de bioseguridad ante enfermedades como la influenza aviar».

«Si los productores observan aves enfermas o muertas en su granja, sobre los valores normales esperados, deben comunicarlo de forma inmediata a las autoridades», subrayó Argueta.

Sostuvo que también «hay que avisar si se observa mortalidad de aves silvestres en lagunas o humedales donde frecuentan este tipo de poblaciones, para que se tomen las medidas necesarias en el estudio del caso y su control».

La Oirsa sostuvo que «el nivel de riesgo incrementa por la limitada infraestructura de la región y la falta de aplicación de medidas de bioseguridad».

También advirtió que «para especies como bovinos, caprinos, ovinos y equinos, los principales riesgos ante la época de frentes fríos están asociados a que el descenso de temperaturas también puede ocasionar enfermedades del complejo respiratorio».

Recordó que «actualmente, los países de Centroamérica están en alerta ante el incremento de casos de la influenza aviar de alta patogenicidad H5N1 en el continente americano».

A esto se suma que entre septiembre y diciembre «se produce una migración masiva anual de aves silvestres, desde el norte hacia el sur del continente, por lo que se incrementa la posibilidad de ingreso de la enfermedad a Centroamérica».

«En México y la región centroamericana hay aproximadamente 600 millones de aves de corral», indicó la Oirsa. EFE

Deja tu comentario