ONU promete impulsar Fondos Verdes para financiar desarrollo del Triángulo Norte

JOH ONU mano


Por lo que promoverá una conferencia de donantes en respaldo al Plan de Desarrollo Integral del Triángulo Norte desarrollado por la Cepal.

El presidente Juan Orlando Hernández y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, dialogaron hoy sobre el Plan Integral de Desarrollo para el Triángulo Norte, el acceso a los Fondos Verdes, el plan migratorio para la generación de empleos de hondureños en Estados Unidos, seguridad fronteriza, crisis del café, la sequía en Honduras, el agua y otros temas.

De la reunión con Guterres, el presidente Hernández refirió. “Le reiteré lo que nos hizo coincidir el año pasado y es nuestra inconformidad con los Fondos Verdes del Clima. Yo le decía a él que mucha gente en Honduras me decía que eso es una burla, porque al final están ahí, pero nadie puede acceder a ellos”.

“Afortunadamente, nos reunimos unos minutos antes con la directora de la Cepal, Alicia Bárcena; ella me acompañó a la reunión con el secretario general y de ahí salió una instrucción para la gestión, ya con la gente de los Fondos Verdes del Clima, que espero verlos en la Asamblea para decirles con franqueza lo que voy a decir”, anunció Hernández.

Aseguró que le expresó a Guterres que “de nada sirve que los hayan capitalizado con 9.000 millones más de dólares los Fondos Verdes, como me dijo Alicia Bárcena hoy, si son intocables esos recursos”.

Sobre “estos fondos le dije que, puestos en el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), en el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial o Banhprovi, o en la banca privada a largo plazo a bajas tasas de interés, pudiéramos estar financiando los proyectos de riego inteligente”, indicó Hernández.

Detalló que su visión es que estos fondos también pudieran servir para la construcción “de la represa en el municipio de Texíguat, la represa de San Fernando de Morolica, que le puede dar riego a todo Nacaome; también el tema del valle de Otoro, tantos otros valles que ya le pedimos al BCIE hacer los estudios”.

Hernández consideró que estos fondos pudieran “también financiar los centros de educación de entrenamiento de innovación para cambiar la forma de hacer la agricultura”. O sea, hay tanto que se podría hacer; pero mientras permanezcan infranqueables, no sirven de nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.