Omoa y Tela dos destinos turísticos atados por los caprichos burocráticos

recorte invitados 2


Resulta que los empresarios del turismo de ambas ciudades, de un enorme potencial turístico que nadie duda, tienen en común una triste coincidencia, ambos lugares son mantenidos en fase cero.

Cuando la Cámara Nacional de Turismo, seccional de Tela le consulta a Sinager qué pueden hacer para que los saquen de la fase cero, la respuesta ha sido que coordinen para montar centros de triaje.

Pero Omoa sí cuenta con los centros de triaje necesarios, y también ha formulado esta misma pregunta, la respuesta ha sido que Copeco no tiene allí un centro de Triaje, entonces de hace saltar suspicacias a considerar que en le fondo de lo que se trata es de caprichos de algunos funcionarios en Tegucigalpa.

El representante de Canatur en la ciudad de Tela, Marcos Reyes, reconoce que la situación que están pasando los empresarios del turismo en Tela, es sumamente delicada después de cinco meses de estar paralizados.

“Los negocios prácticamente quebrados, tratar de sobrevivir y tratar de hace que en las empresas prevalezcan la mayor cantidad de puestos de trabajo y no solo eso, sino que ir honrando las obligaciones y las responsabilidades que se tienen”, manifestó Reyes.

Pero que de pronto comience la dinamización y quedar fuera de este despertar económico no es fácil, lamentó el empresario. “Mucha gente se quedó con los deseos de querer venir a nuestra ciudad, de huéspedes ávidos por querer venir a la playa, para tener un tiempo de esparcimiento de sol y playa y nosotros sin tener la posibilidad de poderlos recibir y brindarles servicio; a pesar que nos hemos capacitado con todos los protocolos de bioseguridad”, afirmó.

“El día viernes tuvimos una reunión casi con todo el consejo de ministros vía Zoom, donde le ministro Madero fue muy enfático en decirnos que para poder pasar a fase uno la fórmula es tener el triaje de Copeco, que salgan las brigadas médicas a contener el virus en los barrios y las aldeas y las colonias y de esa forma vamos a comenzar a salir de fase cero”.

Detalló que esa es la fórmula y el tiempo que les dieron fue una semana para establecerla; desafortunadamente se produjo un desacuerdo entre Copeco y la alcaldía que en lugar de bache parece abismo y de allí no han podido salir.

Reyes expresó su reconocimiento a la peligrosidad del virus, y están de acuerdo a que se debe salir a los barrios a controlarlo.  “Nosotros como sector privado, conscientes de la situación sabemos que se tiene que poner ese triaje (el de Copeco) y que las brigadas tienen que salir, de hecho ya comenzaron a salir, además que en Tela También hay dos triajes y esta sería el tercero”.

EL CASO DE OMOA

De su parte la representante de Canatur de Omoa, Rosa María Brocatto,  manifestó que solo el empresariados de turismo ha alzado su voz de alarma por esta profunda crisis que enfrentan, sino que también las autoridades locales.

“Creo yo que es asombroso que a estas alturas estemos en fase cero. En Omoa están establecidos dos centros de triaje, tenemos uno cabecera municipal y tenemos otro en Cuyamel; entonces nosotros nos preguntamos, si esto le piden como requisito a Tela para pasar a fase uno; entonces si nosotros los tenemos (Omoa), por qué nos tienen en fase cero”, reprochó y con razón la empresaria.

Brocatto comparó a otros municipios que tienen índices de afectación por arriba a la incidencia de Omoa, sin embargo pasaron a fase uno. “Entonces la pregunta es ¿qué pasa con nosotros”, una pregunta que aún no tiene respuesta.

Ambos empresarios manifestaron que prácticamente ya no tiene a quién de los funcionarios para hablar y exponer esta situación que es común para Tela y para Omoa, porque han tocado todas las puertas, pero nadie les responde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.