Oliva: Es mi intención que en noviembre se someta la reelección presidencial a un plebiscito

índice


Es lo que expresó el presidente del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, en entrevista exclusiva que brindó al periodista Carlos Martínez, del Programa En La Mira.

“Entonces la vía por la cual se llegó a legalizar la reelección o hacerla viable fue por una situación del Poder Judicial, entonces si se deja latente esa vía el día de mañana otro va a venir a lo mismo y ya hay un precedente jurídico para hacerlo”.

“Entonces lo que yo creo es que debe haber un poder superior, en este caso un mandato directo del pueblo mediante un plebiscito que diga si quiere o no quiere y si quiere que cómo quiere, si alterna o continua, o si simplemente dice NO”, en este punto Oliva expuso cuál será su propuesta respecto a este tema.

“Mi propuesta y que no la hemos aclarado porque tampoco hemos cumplido cola Ley Electoral es que para mí, deben haber acuerdos de ponerlo a una consideración del pueblo por medio de una papeleta aparte en el próximo proceso electoral y ahí de una vez por todas va a quedar a salvo este asunto. Esa es mi intención y quiero reconocer que lo hemos hablado con las fuerzas políticas mayoritarias de nuestro país y siento un ambiente favorable para usar esa vía”, confió.

EL CONGRESO NACIONAL Y LA MACCIH

“Hay cosas que hay que tener claras la Maccih fue un convenio que el Ejecutivo hizo con la OEA, el accionar de la Maccih en alguna medida vino a distorsionar el Estado de Derecho del país porque tuvo mucha dedicatoria, se volvieron muy mediáticos. Usted ve que la Fiscalía sigue actuando, la Uferco sigue actuando, han llevado casos que hasta podrían ser hasta emblemáticos, pero sin mucho aspaviento”.

“Si el problema es que siempre decían ‘fulano de tal es culpable’. Algunas veces hacían denuncias y hubo gente que nunca le presentaron requerimiento fiscal sino que era que estaban siendo investigados y con eso buscaron estigmatizar el ente”.

“Ese tipo de actitud que yo discutía ampliamente con los consejos que les dieron. Pero en realidad de cuentas que el convenio terminó y el Ejecutivo y la OEA no se pusieron de acuerdo en continuar, no llegó al Legislativo”.

Con respecto a la discusión del informe sobre el trabajo de la Maccih que fue discutido en el pleno del Legislativo, Oliva dijo.

“Yo no quise participar en cosas de esa reunión porque yo no estaba de acuerdo porque le iba a dejar mala imagen al Congreso y les dije yo ‘si quieren hacerlo ustedes, háganlo’, fue innecesaria porque no tenía razón de ser, porque es un informe que hizo la comisión que no tenía ni que ser votado, porque no es vinculante”.

RIESGO DE ABSTENCIONISMO

“En términos generales hay un alto grado de abstencionismo, el padrón electoral de las elecciones pasadas indica un 6.2 millones de hondureños y fueron a votar 3.6, las mediciones nos dijeron ahorita que puede llegar a 35 a 40% de participación; es preocupante, porque no solo es por la condición de pandemia, sino que tenemos que reconocer que hay un grado de desencanto importante en la población hondureña”.

“El político tendrá que hace un esfuerzo para transmitir la conciencia de lo importante que es saber elegir, porque como dicen, se peca por omisión o por comisión. Y si pecamos por omisión entonces de qué nos podemos quejar de la clase de autoridades que tengamos el día de mañana”.

“Entonces yo sí creo que la gente debe concurrir a las urnas a votar por el que quiera, ese es un ejercicio democrático muy bueno. Y el plano particular o de movimiento se están usando todas las estrategias posible de atracción, una de ellas es ampliar la participación de la mujer”.

“Tenemos que crear un clima de confianza que le dé la certeza a la gente que cuando está participando en un proceso electoral, realmente se está tomando en cuenta que su opinión vale”, confió.

UN GOBIERNO DE INTEGRACIÓN

“Estabilidad social y política, sin eso no vamos a ser negativos. Imagínese, el otro día platicaba con un alto funcionario y me decía que hay como 3,700 millones de dólares en inversiones en el país paralizadas por cuestiones dela división política ambiental.

“Hay que convocar a las mejores mentes del país, o sea, el meollo del asunto está en que no podemos tener a un gobierno paternalista controlador de todo, el Estado debe ser un facilitador, la tendencia ha sido histórica en que hay que disminuir los tamaños de los gobiernos, hacerlos más eficientes, crear un ambiente propicio para que la inversión nacional y externa sea capaz de generar los empleos que necesitamos, debe ser un clima de seguridad, de reglas claras, apoyo, buen financiamiento”.

“Suena fácil pero no lo es tanto. Y el gobierno digo yo, debe empezar por definir políticas publicas estables para que perdure, deben tener continuidad y permanencia; y para eso se necesita un tema de concertación con la clase política del país, pero requiere de madurez política y mucho, mucho diálogo”, reconoció.

Si el próximo gobierno, el que sea, no logra lo anterior, no va a tener gobernanza, pronosticó. “Necesita paz, tranquilidad, clima seguro para que haya inversión. Si llega un gobierno a polarizar más a este país, no creo que vaya a haber un ambiente propicio para que caminemos para adelante sea una realidad”.

Con eso expresó que al hablar de un gobierno de integración no habla de repartición de ‘chambas’, sino que de integración de ideas y propósitos. Está claro en que alguien tiene que gobernar, pero que mediante el diálogo se puede hace run pacto para trazar planes hacia el futuro en temas de principal preocupación en el país, pero que salga de una mesa de diálogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + diez =