OIM le pide a gobiernos compartir no solo análisis e información sobre migración sino también responsabilidad

 

 

Ante el aumento de la migración en el mundo , la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), enfatizó hoy que los Estados deben «compartir un análisis e información, pero también deben compartir la responsabilidad, no solo de dar estadísticas y diferentes datos, sino también analizar por qué las personas están poniendo en riesgo sus vidas para salir de estos países».

La directora de esta organización, Michele Klein-Solomon, destacó la importancia que los Estados trabajen «juntos» para abordar las causas que fuerzan a las personas a dejar sus lugares de origen, fortalecer las sociedades y «tratar de disminuir esta migración que los pone en riesgo».

El masivo flujo de migrantes hacia Estados Unidos demuestra que el fenómeno «es mundial» y requiere soluciones coordinadas, comentó Klein-Solomon.

«La migración es un fenómeno mundial, no solo está sucediendo en esta región (centroamericana)», subrayó Klein-Solomon, quien concluyó este viernes en Tegucigalpa una visita por el Triángulo Norte de Centroamérica, que integran El Salvador, Guatemala y Honduras.

Agregó que en los últimos meses se ha observado un alto flujo de migrantes «no solo de Centroamérica hacia el norte, sino también de otras regiones, como Cuba, Haití, Venezuela, África y Asia.

La alta funcionaria indicó que los migrantes extrarregionales que viajan hacia Norteamérica están «tomando rutas muy peligrosas, poniendo en riesgo sus vidas para poder llegar acá (a Centroamérica), y poder hacer su ruta final hacia el norte».

RETOS PROFUNDOS
Asimismo, expuso que en Centroamérica hay «retos muy profundos» en materia migratoria, muchos de ellos son económicos y sociales, por lo que el flujo migratorio «ha sido continuo».

Por otra parte, Klein-Solomon recalcó que los países centroamericanos enfrentan «muchos retos» para generar empleo y mejorar la vida, la seguridad y la estabilidad de sus pobladores, quienes son afectados por la pandemia de covid-19, los desastres naturales, la corrupción y la criminalidad.

La OIM quiere que la migración «sea una opción y no una obligación», y para ello debería haber «desarrollo económico y educativo en los países de origen», así como en la vida de las familias para que sean productivas en sus hogares, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 7 =