Observación de aves en Honduras un pasatiempo que enamora a extranjeros

Colibrí Esmeralda, fotografía cortesía de Kelvin Bodden

Roland recuerda que durante mucho tiempo busco por toda Centro América poder ver un pajarito de 7 colores, y una vez en el balcón de su casa en Guanaja lo pudo ver, y la sensación de haberlo visto es casi indescriptible, o al menos así lo experimentan los amantes de los pájaros.

Colibrí Esmeralda hondureño fotografía cortesía de Alex Matute 

La observación de aves o «birdwatching» como lo llaman los extranjeros, es un pasatiempo que cada vez consigue mayores números de aficionados, esto va de observar diferentes especies  de aves, es como colectar avistamientos de  aves,  es decir que las personas que disfrutan esto, tienen como objetivo ver la mayor cantidad de especies, géneros o familias de aves.

Gartered Trogon

En Honduras, se siguen encontrando nuevas aves,  y actualmente se han identificado 760 especies que viven en el territorio hondureño, y para los próximos años se estima lleguen a las 800 variedades de aves.

¡760 especies de aves  ya es un número bastante alto!, algo que llama la atención de alemanes, por ejemplo, en cuyo país solo se han encontrado 300 especímenes.

Es en los alrededores del Lago de Yojoa donde se encuentra el mayor número de especies de aves en Honduras, donde los observadores han hallado 500 variedades de estos animales alados, concentrándose en Panacam y la montaña de Santa Bárbara.

Loro Nuca Amarilla

Es por esta razón, que en el mundo del aviturismo hay un gran interés en Honduras,  ya que es reconocido internacional por la variedad de pájaros que se llegan a encontrar, el más exótico es el Lovely Cotinga.

Lovely Cotinga

El aviturismo es un rubro muy interesante que puede atraer cosas muy positivas, es un turismo sostenible y responsable, con el cual no se destruye ningún hábitat y ayuda a crear conciencia ambiental en la población.

La edad promedio de observadores de aves norteamericanos es entre los 60 a los 80 años de edad; pero en Honduras se está dando un fenómeno inusual pero positivo, porque son los jóvenes hondureños los que se están interesando por el birdwatching.

Honduras tiene todo para posicionarse como el lugar favorito en el mundo para la práctica de observación de aves, lo único que nos falta como país es tomar acciones en contra de la quema y tala de árboles sumado a más estabilidad.

Lo que están haciendo las personas que promueven el aviturismo en Honduras , es traer a los turistas extranjeros para que vean el país y se den cuenta de la belleza que hay, ya que la promoción se está haciendo de boca en boca.

Sin embargo, es Costa Rica quién más factura por el aviturismo reportando 600 millones de dólares anuales.

El birdwatching es una rama del turismo que crece a paso lento en el país, pero que tiene un gran potencial en Honduras.

Redacción Noticias 24/7

Fotografía Colibrí Esmeralda cortesía de Kelvin Bodden.

 

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


doce + 3 =