Nueva Zelanda prevé erradicar la transmisión de coronavirus para el 15 de junio

nueva_zelanda_coronavirus_primera_ministra.jpg_1902800913

El país no registra contagios desde el 22 de mayo y tiene solamente a una persona hospitalizada por esta enfermedad. Nueva Zelanda, ha sido elogiado por su gestión frente a la pandemia de coronavirus, prevé acabar con la cadena de transmisión del virus dentro de sus fronteras para el 15 de junio, lo que le convertiría en uno de los primeros países en lograrlo.

Pero esto no significa que la fecha sea fija, ni tampoco significa haber erradicado el coronavirus permanentemente de Nueva Zelanda, explica a la agencia de noticias EFE un portavoz del Ministerio de Sanidad.

“Es la seguridad de haber eliminado la cadena de transmisión en nuestra comunidad por al menos 28 días y de que podamos prevenir o contener con efectividad cualquier futuro caso importado del extranjero”, precisó el funcionario.

Hasta la fecha, Nueva Zelanda ha confirmado la infección por la COVID-19 de 1.154 personas, entre ellas 22 fallecidas.

El país oceánico registró su último contagio el 22 de mayo, una persona que tuvo relación con un foco identificado, y cumple hoy su décimo tercer día consecutivo sin nuevos casos del nuevo coronavirus.

El 27 de mayo los médicos dieron el alta al último paciente hospitalizado por la enfermedad y ahora solo queda un enfermo en aislamiento, según el informe de este jueves.

Sin embargo, un portavoz de Sanidad indicó a Efe que toman como referencia el 18 de mayo, cuando el último caso de “infección local por fuente desconocida” terminó su tratamiento.

De continuar así y con la referencia del 18 de mayo, el próximo 15 de junio se cumplirían 28 días del alta del último caso de contagio sin rastrear -detectado el 29 de abril- y podrán afirmar que han erradicado el virus dentro del país.

OMS preocupada por la pandemia en Sudamérica y Centroamérica
Por contra, la epidemia avanza en América donde el ritmo de aumento diario de casos confirmados se sigue acelerando, algo que preocupa especialmente a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Desde hace algunas semanas el número de casos diarios que se registran (en el continente americano) es más alto que en todo el resto del mundo”, indicó en una conferencia de prensa virtual el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La tendencia es opuesta en Europa, donde el pasado martes se reportó el número el número más bajo de casos desde el 22 de marzo, agregó Tedros.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, detalló por su parte la situación en Latinoamérica, elogiando primero la forma en que “los países pequeños y del Caribe han logrado contener el virus”, con la excepción de Haití, cuya situación se considera grave por la fragilidad del país y porque el virus se ha propagado en grupos vulnerables.

De Sudamérica, el experto dijo que resulta inquietante la intensidad con la que el virus SARS-CoV-2 se está transmitiendo en el conjunto de la sociedad, muy en particular en Brasil y Perú.

Este miércoles, Brasil registró un récord de 1.349 nuevas muertes por COVID-19 en un único día, con lo que el total de fallecimientos por la pandemia en el gigante latinoamericano se elevó a 32.548, informó el Ministerio de Salud.

El fuerte salto del número de fallecidos en los dos últimos días confirma a Brasil como el cuarto país con mayor número de muertes por la pandemia en el mundo, por detrás de Estados Unidos, Reino Unido e Italia, y lo deja muy cerca del tercer lugar ya que, según los datos de la Universidad Johns Hopkins, las víctimas italianas sumaban hasta hoy 33.601, pero su curva ya es descendente.

Información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =