No todas las organizaciones obreras quedaron satisfechas con el consensuado salario mínimo

Captura color SM CB

Es el caso del representante de la Federación Sindical de Trabajadores Nacionales de Honduras (Fesitranh), José Dolores Valenzuela quien dice que el aumento al salario mínimo no llena las expectativas, ni solventará las necesidades de los obreros.

“Ya llegaron a un acuerdo las partes, la posición es firme y esto no llena las expectativas de los trabajadores porque esperábamos más; el costo de la vida ha incrementado mucho más que eso”, dijo Valenzuela.

Mencionó que puede ser que el índice de inflación que dicta el Banco Central de Honduras (BCH) es del 5%, pero que la realidad en el mercado es otra donde el costo de vida cada día se vuelve más caro.

Señaló que lo crítico de la situación es que algunos productos incrementan de precio debido a la tendencia alcista del combustible, pero que cuando estos bajan su costo los productos no lo hacen.

En conclusión, manifestó que dicho ajuste al salario mínimo no viene a solventar las necesidades de los trabajadores.

La empresa privada, la clase trabajadora y el gobierno hondureño lograron un incremento al salario mínimo en base a las actividades económicas, que oscila entre el 5,32 y el 8%, retroactivo desde este 1 de enero y regirá para el 2022 y 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.