«No podían respirar»: sobreviviente cuenta cómo el calor iba matando uno a uno a los inmigrantes del tráiler en Texas

"No podían respirar": sobreviviente cuenta cómo el calor iba matando uno a uno a los inmigrantes del tráiler en Texas

La joven guatemalteca de 20 años esperaba ser dada de alta este lunes, 4 de Julio. En entrevista desde el hospital, contó que seguir el consejo de una amiga pudo haberle salvado la vida.

El consejo de una amiga de sentarse en la parte cercana a la puerta de un furgón de tráiler puedo haberle salvado la vida a Yenifer Yulisa Cardona Tomas, sobreviviente de la tragedia de San Antonio, Texas, donde murieron 53 migrantes tras viajar en un tráiler que fue abandonado.

Fue el 27 de junio cuando Cardona, de 20 años, subió al vehículo. “Yo le dije a una amiga que no nos metiéramos hasta el fondo y nos quedamos al principio, en el mismo lugar, sin movernos”. Recuerda que poco a poco iba recostándose en alguien y no supo más.

«Luego desperté en el hospital”, contó Cardona Tomas a The Associated Press vía telefónica desde el hospital donde se encuentra.

Al entrar al tráiler los “coyotes” —como se conoce a los traficantes de personas que los contratan para viajar a Estados Unidos— les quitaron a sus teléfonos celulares y rociaron con especias —ella cree que era consomé de pollo— el piso del furgón para que los perros no detectaran a los migrantes. “Eso picaba mucho en el cuerpo”, dijo.

Cardona afirmó que había unas 70 personas y que mientras la gente iba sintiendo el calor se aglomeraban a la salida del tráiler, justo donde ella se había quedado.

Mientras el tráiler iba en movimiento hizo paradas adicionales para recoger más migrantes.

“La gente estaba gritando, algunos lloraban. Sobre todos las mujeres pedían que se detuviera y abrieran las puertas porque el camión estaba caliente y no podían respirar», recordó.

Según Cardona, alguien que asume que era el conductor les respondió que pronto llegarían. «Quedan 20 minutos, seis minutos”, dijo de acuerdo a Cardona, quién está internada en el Hospital Metodista Metropolitano, en San Antonio. Fuente: Univisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 3 =