No es muy fuerte el ancho de banda sobre el trabajo anticorrupción del gobierno hondureño

Captura zúñiga


Y Estados Unidos pide que se haga más, al menos así lo manifestó el enviado especial estadounidense para asuntos del Triángulo norte Centroamericano, Ricardo Zúñiga.

Al parecer la herida que causó la expulsión de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción en Honduras (MACCIH) YA COMENZÓ A 'ECHAR PUS', al expresar Zúñiga que hay “decepción” en Estados Unidos por esa decisión.

«En un futuro cercano, Honduras puede hacer más para combatir la corrupción, hay un nuevo Código Penal que reduce las penas para los delitos de corrupción; esto hace muy difícil que los inversionistas, los que están estimulando la inversión, tomen en serio las afirmaciones en el sentido de que Honduras es un destino seguro para su dinero”, subrayó Zúñiga.

En su participación por videoconferencia en el Encuentro Nacional Empresarial (ENAE) 2021, organizado por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Zúñiga indicó que Honduras enfrenta «retos importantes y duros» frente a la pandemia de covid-19 y la «lenta recuperación» por los daños que causaron los huracanes Eta e Iota, en noviembre pasado.

La nación centroamericana, además, sufre «problemas estructurales como procesos de contratación opacos y respuestas débiles hacia actos de corrupción», afirmó.

“Es por esto que la Administración Biden ha insistido en fortalecer la gobernanza en Centroamérica porque la falta de transparencia y la tolerancia a la impunidad matan las oportunidades en cualquier país”, enfatizó Zúñiga.

La corrupción le cuesta a Honduras el 12 % del PIB, es decir 3.000 millones de dólares en 2020, lo que se convierte en una «pérdida dolorosa», subrayó Zúñiga, quien lamentó que este flagelo «desvía fondos públicos e impone una carga pesada sobre cómo hacer negocios sosteniendo el crecimiento económico y la estabilidad»

Dijo que para nadie es un secreto «la decepción» que representó para Estados Unidos que Honduras no haya renovado la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *