Ni siquiera con los requisitos del IAIP pudo cumplir Invest-H

recorte IAIP ivonne ardon

Por alguna razón que solo se presta para conjeturas, la página del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) en la sección correspondiente a Invest-H, parte de esa información estaba en idiomas extranjeros.

Invest-H fue tan peculiar al publicar información, al hacerlo en idiomas extranjeros que incluso parte de ello fue subida en un idioma oriental ¿una broma de mal gusto, o intención deliberada?

Acerca de los requisitos de ley que establece las normas a cumplir con la información que se suba a ese portal lo narra la magistrada del IAIP, Ivonne Ardón.

“Esa información debe cumplir con cuatro criterios de calidad que ya lo establece el artículo 4 de la Ley de Transparencia, a ser: veraz, oportuno, completo y disponible para la ciudadanía, es decir, que tenga un leguaje accesible para los ciudadanos”.

Pero ¿qué sucedió cuando el AIAP investigó el portal de invest-H?  “Se identificó que las órdenes de compra y las proformas estaban en idioma inglés y otros documentos en idioma mandarín, entonces esa información no la podemos cruzar porque está en un idioma diferente al que la ciudadanía hondureña habla, y como sabemos, es un mandato que el idioma español es la lengua oficial del país”.

Otra falla de Invest-H al momento de publicar la información de su actividad administrativa de forma transparente es la falta de resoluciones de respaldo en la toma de decisiones, no solo en la compra de los hospitales móviles, sino que de todas las compras realizadas por Invest-H.

“Entonces no hay un respaldo, recordemos que Invest-H tiene un consejo directivo y que todas las decisiones que la administración vaya desarrollando deben ser aprobadas por ese consejo,” explicó la abogada Ardón.

Pero eso no es todo. “Otro de los hallazgos es que no habían contratos de garantías de cumplimiento ni de ejecución”. A propósito de esto, fue una de las consultas que los diputados le plantearon a Bográn durante su interpelación. Y Bográn argumentó que la compra se hizo sin llenar esos requisitos y de buena fe, debido a que la emergencia así lo apremiaba.

“No, no, no, de ninguna manera; Recuerde que esos son fondos del Estado y ya el artículo 9 de la Ley de Contratación del Estado nos indica cuáles son los procedimientos y establece cómo vamos a trabajar en el momento de una emergencia, sea por un evento natural, o por una pandemia, por una situación de conflicto armado, etc”, explicó.

A juzgar por la serie de errores que solo el IAIP encontró en los procedimientos a seguir, da la impresión que Bográn adolece de forma total de los procedimientos administrativos, o lo quiso hacer así porque es un caprichoso.

“También dentro de los hallazgos se identificó que no existía el procedimiento, es decir, cómo ubicaron al proveedor, cuántos posibles proveedores se pudieron identificar y por qué al final la comisión determinó comprarle a este proveedor. Este proceso es el que se presenta ante el consejo directivo”, señaló la magistrada del IAIP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − tres =