Negligencia y malicia en querella contra periodista Carlos Martínez

El comunicador casi es declarado es desobediencia porque nunca fue citado en una primera ocasión; solo el querellante.

Solo una manifiesta falta de conocimiento del querellante, el diputado Enrique Yllescas, evitó que se cometiera una enorme injusticia en contra del periodista Carlos Martínez, quien de lo contrario hubiera quedado en desobediencia ante los tribunales y por lo tanto, se hubiera girado orden de captura, enchachado, aprehendido y puesto prisionero.

diputado Yllescas querella periodista

Según propia comunicación emanada desde la oficina de comunicaciones del Poder Judicial en San Pedro Sula, en donde textualmente indica que el querellante, por desconocer el procedimiento no compareció ante el tribunal, por lo que la Audiencia de Conciliación programada para el 11 de diciembre de 2018 se reprogramó para este fin de mes (enero 2019).

diputado Yllescas querella periodista

Hasta allí todo parece rutinario en los procedimientos judiciales, solo por un detalle, que es el que hace la diferencia, que el periodista Carlos Martínez nunca recibió citatorio alguno, de tal forma que, si el diputado Yllescas hubiera concurrido en la fecha del 11 de diciembre de 2018, tal como estaba prevista, sin haber sido notificado el querellado, habría resultado en una gran vergüenza para Themis.

Eso porque según los procedimientos, quien incumple una cita judicial incurre el delito de desobediencia, claro, porque se basa en el entendido que todas las partes involucradas han sido notificadas; pero como antes se expuso, hubo un yerro en el procedimiento al no ser notificado el querellado.

Por otra parte, la oficina de comunicaciones del Poder Judicial en San Pedro Sula dio a conocer de forma pública el viernes 11 de enero que el periodista Martínez había sido querellado para Audiencia de Conciliación en la fecha 31 de enero; sin embargo aquí aparecen otros dos errores de procedimiento, o quizá mala intención, porque el periodista Carlos Martínez no fue notificado, sino hasta la fecha del jueves 17 de enero y la acusación es de orden privado, por eso la extrañeza de que se haya hecho público, antes que el propio querellado recibiera el citatorio, de parte de los tribunales de justicia.

diputado Yllescas querella periodista

Como se nota, por dos ocasiones en distintas fechas, fueron obviados los procedimientos, cuando ni siquiera es común que suceda una vez. Esta malicia es un zarpazo más a la libertad de expresión, pues denota mala intención en contra del periodista Carlos Martínez.

diputado Yllescas querella periodista

El periodista Carlos Martínez  hizo un ferviente llamado a organizaciones e instituciones protectoras de los derechos humanos, como el movimiento C-Libre, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), lo mismo que al Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) para que se mantengan pendientes de este caso, que asoma como un nuevo atentado a la libertad de expresión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cinco × 5 =