Nasralla recomienda subsidiar los precios de la canasta básica

nasralla redemin


Esa medida el Designado Presidencial, Salvador Nasralla la formuló, como un paliativo a la población de menor poder adquisitivo en la sociedad, él presagia que hacia el próximo año, la inflación se ‘comerá’ el presupuesto familiar, al grado que no alcanzará ni siquiera para poder comprar la comida.

“Yo sugiero que el Gobierno subsidie la canasta básica y le de comer a la gente, porque el 50% de la inflación la genera justamente la comida. Además, que la cuenta de caja de Finanzas es de 30 mil millones de lempiras, por tanto, debe tomarse en cuenta esas cosas», sugirió el Designado.

Tal declaración la expresó en medio de un mensaje de año nuevo que envió al pueblo a través de Radio América. En donde expresó que tal situación resultará de la falta de sustento que tendrá el nuevo Presupuesto General como consecuencia a la vez, de una baja que habrá en la demanda de los productos de exportación hondureña, por ende, una baja en la captación de ingreso del fisco nacional.

Al respecto el expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Martín Barahona, la idea de subsidiar la canasta básica no la aplaza, pero igual, no ve que pueda encontrar presupuesto para ello.

““Si se puede, lo que pasa es que es algo sin efecto duradero, ya que sólo resolvería el problema a corto plazo y no se puede atender a todos los que realmente necesitan la atención de subsidio en vista que el 70% de la población es pobre”, comenzó diciendo.

Para el economista, la acción más efectiva y duradera sería la de otorgar créditos a los productores para que los comerciantes y agricultores de los distintos rubros ofrezcan precios cómodos pese a la situación.

“Lo mejor es que haya inversión pública en una cantidad suficiente y que se combine con la inversión privada y extranjera a fin de tener mayor generación de producción con el propósito de tener empleos más estables y con buena remuneración”, dijo.

Pero en este punto retornamos al inicio, si aumenta la producción, hacia dónde se va a exportar, si los principales mercados como el estadounidense y el europeo estarán contraídos.

De manera tal que, en verdad, el panorama no pinta ni fácil ni sorteable, siendo como es, la economía hondureña en el plano internacional, como un barquito de papel que llegará tan lejos como la corriente de agua lo permita.

Deja tu comentario