MP confirma 71 medios de prueba para el juicio de este martes en el caso Hospitales Móviles

El Ministerio Público evacuará este martes la audiencia de proposición de pruebas en la causa instruida en contra de Marco Antonio Bográn Corrales y Alex Alberto Moraes Girón por el megafraude en la compra de siete Hospitales Móviles con los que Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) proyectaba mejorar la atención sanitaria ante la pandemia del COVID-19 y todo resultó ser un fiasco.

Para dicha audiencia, se tiene listos 71 medios de prueba con los que buscará demostrar la comisión de dos delitos de fraude y dos delitos de violación de los deberes de los funcionarios, asegura el MP.

Entre los medios probatorios se presentarán pericias biomédicas, informes técnicos, asistencias jurídicas internacionales, declaraciones testificales y cuantiosa documentación.

En los meses de marzo y abril del 2020, el Estado de Honduras a través de INVEST-H compró siete Hospitales Móviles para contrarrestar los efectos de la pandemia COVID-19.

El costo de las siete unidades móviles y sus plantas de tratamiento fue sobrestimado a cuarenta y siete millones, quinientos doce mil, quinientos sesenta y cuatro dólares americanos ($ 47,512,564.00) equivalente en lempiras a mil ciento setenta y cuatro millones quinientos diecisiete mil setecientos sesenta y cuatro lempiras, con treinta y tres centavos (L. 1,174,517,764.33).

Los informes biomédicos confirmaron que el equipo no solo está sobrevalorado, sino que no cumplen la función de poder ser útil para atender pacientes de COVID-19, debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado y alguno incluso en mal estado o disfuncional.

El proveedor no tenía la capacidad técnica para construir, fabricar y equipar este tipo de hospitales.

Con las pericias se pudo determinar que Marco Antonio Bográn Corrales ya había tenido comunicaciones previas con Axel Gamaliel López Guzmán antes de que la Secretaría de Salud le enviara oficio de solicitud de compra de hospitales de aislamiento.

Junto a expertos de los hospitales Mario Catarino Rivas y Hospital Escuela Universitario se determinó que esos hospitales no reúnen las mínimas condiciones adecuadas para atender pacientes con Coronavirus; dos de los que ya operan han sido adecuados pero para cirugías menores, no para COVID-19.

Los Hospitales Móviles no han prestado un genuino servicio a la población, contrario a ello, su adquisición provocó un enorme daño para la salud y el patrimonio público.

La Fiscalía hondureña mantiene abiertas otras líneas de investigación sobre estos hechos, a efecto de establecer la participación y responsabilidad de otras personas en el caso Hospitales Móviles, al tiempo que se espera que de una vez por todas INTERPOL cumpla con la ejecución de orden de captura contra Axel Gamaliel López Guzmán en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 2 =