Misioneros luteranos brindan apoyo a migrantes retornados

Con su oportuna ayuda pasan de un estado de desesperación, a convertirse en emprendedores y generadores de empleo.

Porque una vez que estos hondureños son retornados, han dejado en el camino al norte todos sus esfuerzos, todas sus aspiraciones, a mucho los embarga la frustración al no haber logrado su objetivo, peor si contrajeron una deuda para financiar su viaje, es en esos momentos que una mano amiga adquiere enorme importancia.

CASM luteranos Programa Amparo

La señora Marie Campbell, forma parte de un grupo de misioneros luteranos que se propone, más que llenar ese espacio vacío en la vida de los retornados sin protección y llevarlos a un estadío de convertirse en emprendedores.

“Mucha gente ha sufrido muchísimo en su viaje hacia Estados Unidos y sufrieron violaciones en sus derechos humanos; pero ya regresando aquí se sienten muy desesperados, con problemas. Pero con este programa han encontrado la vía de seguir adelante y están muy felices de abrir sus negocios y seguir adelante; incluso han recibido tratamiento sicológico, muy oportuno debido al enorme trauma que han pasado”, expresó la señora Campbell.

CASM luteranos Programa Amparo

En honduras la actividad es coordinada por la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), de la que su director, Nelson García Lobo, considera sería bueno que más proyectos como este, para que el hondureño que ya está desesperanzado no sienta necesidad de tomar el cada vez más riesgoso camino al norte.

“Sin duda que este es un gran ejemplo, hemos estado sembrando esperanza en estas cantidades de jóvenes aquí en la zona norte y en otras partes del país, hemos demostrado que si nosotros le apostamos a la causa vamos a reducir el efecto”, expresó el licenciado García.

CASM luteranos Programa Amparo

Se mostró muy contento de contar con el respaldo de los “hermanos luteranos” en la implementación del “Programa Amparo”, afirmó que al ver los resultados que el programa ya brinda, con jóvenes, hombres y mujeres que hoy están en una situación muy diferente, es motivo para continuar esta labor con mayor ánimo.

CASM luteranos Programa Amparo


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*