Ministro del Trabajo confía que mediante el diálogo habrá consenso en SM

Largo y tortuoso ha sido el camino hacia lograr un acuerdo para un nuevo salario mínimo (SM), fue en diciembre del año anterio que la Secretaría de Trabajo instaló la comisión negociadora y al no tener cifras actualizadas para iniciar esa negociación la reunión se pospuso para el pasado 18 de enero de este año.

Allí se presentó el estudio de mercado laboral y desde entoncen ha habido  propuestas y contrapropuestas de los trabajadores y empresarios respectivamente, hasta el sol de hoy cuando todavía no se logra acuerdo alguno.

En la actualidad esta negociación es impactada por las secuelas que ha dejado en el país la paralización económica derivada del cierre de la economía producto de la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19.

“Estamos en un escenario atípico” admitió el Ministro Olvin Villalobos, sin embargo, se debe considerar que en otros momentos, para el caso en 1998, el huracán Mitch que destruyó nuestra infraestructura y la economía, los sectores acordaron no fijar un nuevo incremento al salario mínimo, en ese año.

Villalobos, resaltó el hecho que la madurez del sector empresarial y de los obreros organizados ha permitido alcanzar acuerdos por consenso en la mesa de la negociación, esperando que esto se dé una vez más.

En estos momentos la empresa privada sostiene que el sector se enfoque, en mantener los trabajos existentes y en recuperar los que se perdieron.

Pese a la marcada diferencia entre los sectores, el ministro de Trabajo, consideró que lo importante es tener una propuesta en la mesa de negociación y de allí buscar alcanzar los puntos coincidentes y lograr el gran acuerdo.

El funcionario llamó a las partes a buscar los acuerdos y los invitó a presentar sus propuestas en la mesa del Consejo Económico y Social (CES), instancia tripartita donde prima el diálogo por excelencia.

Hasta el momento, la parte obrera ha presentado tres propuestas y el sector empresarial ha planteado similar número de contra propuestas, que no han sido aceptadas por el sector obrero, al grado que han dicho, a manera de ultimátum, que la siguiente sería la vencida y si no hay acuerdo se retirarían de la mesa de diálogo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *