Mientras inicia remoción de escombros: Salud indica que ha atendido a los damnificados de Guanaja

Un informe preliminar de daños establece que unas 4 mil personas resultaron damnificadas, de ellas, unas 2,500 afectadas directas, 120 familias afectadas, 90 viviendas completamente destruidas, 136 casas dañadas, 3 heridos, 7 traslados aéreos, 6 traslados en ambulancias y 126 atenciones hospitalarias.

La generosidad del pueblo hondureño desde todas las partes del país, se volcó en ayuda humanitaria para todos los compatriotas que lo perdieron todo en esa tragedia.

Personal de instituciones del Estado como Salud, Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA), Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco), Cruz Roja Hondureña y empresa privada contribuyen en las labores de reconstrucción de ese lugar siniestrado.

A lo anterior, la ministra de Salud, Alba consuelo Flores dijo que “estamos satisfechos que ayer por lo menos le dimos de alta a los dos pacientes que fueron atendidos en el hospital Atlántida de La Ceiba y estarán en observación”.

“Además, el estado de salud de las otras tres personas internas en el Hospital Escuela (HE) es bueno y estable por lo que esperamos una pronta mejoría”, agregó que unos 3 mil trabajadores iniciaron las labores de limpieza y remoción de escombros en la Isla de Guanaja, Islas de las Bahía, tras el pavoroso incendio registrado ayer en ese sector.

“En Guanaja seguimos con el proceso de evaluación de pacientes a quienes los estamos abasteciendo de medicinas, en especial a las personas hipertensas y diabéticas que requieren un tratamiento permanente”, dijo.

“Nos estamos preparando para instalar un centro de vacunación permanente para inmunizar a las personas que se encuentran albergadas”, manifestó.

“El objetivo es impedir que en un corto tiempo se pueda registrar un alto contagio de COVID-19 y de otras enfermedades como producto del hacinamiento en que permanecen por ahora”, agregó.

“Gracias a Dios ayer que desplazamos a todo el equipo, logramos evaluar a la mayoría de las personas quienes recibieron también sus medicamentos”, comentó.

“Nuestro reto es evitar que se presente una epidemia en todo ese sector como suele suceder cuando se registra ese tipo de tragedias por las circunstancias que se viven en los mismos albergues”, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + trece =