Mi retiro ideal sería «montar un chiringuito» en Utila con una casita a la orilla del mar, sueño de un español

Alfonso Sánchez, un español de 33 años disfrutando de arrecife coralino en Utila.

Se estará preguntando ¿qué es un chiringuito?, bien, los españoles acostumbran llamar «chiringuito» a lo que los hondureños conocemos como un puesto de comidas ambulantes. Y el titular de esta nota, son justo las palabras de Alfonso, un hombre español de 33 años de edad, quién decidió que para celebrar su cumpleaños quería explorar el caribe, y empezó por Honduras, llevándose una sorpresa que no habría imaginado viviendo en su histórica pero fría Pamplona.

Antes de que una chica hondureña le hablara a Alfonso sobre Honduras y en especial de su  isla bonita llamada «Utila» para este joven español, Honduras era un país centroamericano, sinónimo de atraso, con mucha delincuencia y gobiernos corruptos, como muchos en Latinoamérica.  Pero es de darle un punto extra a Alfonso, por el hecho de ubicar a Honduras en Centro América,  ya que para muchos europeos, todos los países de Latinoamérica son Sur América.

Pero mientras estudiaban en Navarra,  esta chica le hablaba de primera mano, sobre Honduras, la situación política del país, pero sobre todo le contaba de lo bonito que es Honduras.

«Yo en mi vida había escuchado algo bueno de Honduras, las pocas noticias que llegan hasta España, no son muy buenas» dijo Alfonso, mientras se tomaba una taza de café de Lempira, junto con un tamalito. «Pero lo que ignoraba completamente, era la existencia de Utila; bueno ignoraba que Honduras tuviera islas», y además agrega, «alguna vez vi este reality en Telecinco, (un canal español) de Supervivientes, pero los participantes están allí, en algo parecido a una isla, pensé que era la única isla que tenía Honduras, pero lo que muestran,  no le hace justicia,  a lo increíble que es Cayos Cochinos en su conjunto», expresa Alfonso al recordar su reciente visita a Cayos Cochinos.

«Me ha valido mucho la pena venir a Honduras, ignoraba que pudiera  ser así de bonita, tan selvática, le he enviado algunas fotos de los bichos que he visto por Cayos Cochinos y Utila,  y un amigo que hizo su doctorado en insectos se está animando a venir a conocer, es que es increíble, vale la pena» dice Alfonso con sincero entusiasmo.

«Pero lo que más me ha impresionado, y que no he visto en el mediterráneo, en primer lugar, es admirar una puesta de sol, de donde yo vengo eso es imposible  porque el mediterráneo esta de espaldas al Oeste que es donde se pone el sol; pero lo que hasta el día de hoy me ha dejado «flipando» es la belleza de la diversidad marina, de los pecesitos de colores «guay» que en mi vida solo había visto en documentales, vi delfines cazando su comida en Cayos Cochinos, jamas pensé ver uno de frente», y agrega entre risas, «creo haber sentido el éxtasis que sintieron los conquistadores españoles al ver a Honduras por primera vez, es preciosa».

Utila, Islas de la Bahía.

Alfonso regresara a España, pero con un concepto  diferente sobre Honduras, y asegura que quiere regresar y disfrutar de las islas que le han quedado pendientes, como Roatán y Guanaja, además en su próximo viaje, ya está pensando en sacar su curso de buceo, porque le ha fascinado la belleza del coral, cuando hacía «snorkel».

El relato de Alfonso suele ser muy frecuente entre el imaginario  de los europeos, el concepto de una Honduras peligrosa y poco atractiva, pero hace falta como hondureños hacer un mayor lobby, positivo que refuerce las bellezas que tenemos como país.

Redacción Noticias 24/7

 

 

2


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*