México saca a migrantes de la ciudad del sur, ahuyentando a otra caravana

caravanamigrantetapachula-focus-0-0-983-557

Las autoridades mexicanas han comenzado a dispersar a varios cientos de migrantes reunidos en la ciudad sureña de Tapachula llevándolos en autobús a otros estados, evitando la perspectiva de una nueva caravana hacia el norte.

Los migrantes, en su mayoría de Haití y partes de América Latina, habían estado en el limbo en Tapachula en el estado de Chiapas mientras soportaban largas esperas para que se resolvieran las solicitudes de asilo y visa.

El activista por los derechos de los migrantes Luis Carcia Villagran ha llamado a la ciudad una «prisión» porque los migrantes no podían salir sin papeleo. Dos grupos de migrantes habían partido en caravanas masivas hacia el norte en las últimas semanas, en parte para dar a conocer su difícil situación y exigir una respuesta del gobierno mexicano.

Los traslados desde Tapachula comenzaron el miércoles por la noche con 120 migrantes haitianos transportados a los estados de Aguascalientes, Campeche y Durango, dijo el jueves un funcionario del Instituto Nacional de Migración (INM) de México.

Está previsto que más migrantes sean llevados a los estados de Puebla y Guanajuato, y podrán continuar con sus solicitudes de asilo y visas, agregó la persona, que habló bajo condición de anonimato.

El funcionario del INM, Héctor Martínez, en Tapachula, dijo a los migrantes que 20 autobuses saldrían de la ciudad hoy en total.

Las autoridades habían iniciado traslados similares de migrantes en la localidad de Mapastepec en Chiapas el martes, disolviendo una caravana que había salido de Tapachula varios días antes. Los migrantes acordaron dejar la ruta y ser llevados a otro lugar a cambio de visas mexicanas.

En Tapachula, el migrante haitiano Wilguens Antoine dijo que no sabía adónde lo llevarían los funcionarios mexicanos, pero que estaba aliviado de irse de Tapachula, donde no tenía dinero para pagar el alojamiento o cuidar a su familia.

«Estoy feliz, porque me voy a otra ciudad donde puedo trabajar para ayudar a mi familia», dijo, poco antes de abordar un autobús provisto por funcionarios de migración.

Villagrán dijo que se espera que unas 600 personas sean trasladadas de Tapachula.

«Esta es una forma de evitar movimientos masivos de haitianos, cubanos y toda la gente que estaba preparada para partir mañana (en caravana)», dijo.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + once =