Medio mundo salió a la calle hoy con la terminación 7,8,9 y 0

Hoy fue un día en que no pareció que Honduras estuviera bajo la amenaza de una terrible pandemia, porque la gente salió a buscar abastecerse, lo malo muchos regresarán con algo que ni siquiera querían, y contagiarán a su familia y a otras personas más.

Este viernes los supermercados, gasolineras y farmacias se vieron colmados por los hondureños aprovecharon su día hábil para poder realizar estas compras, según el número de su tarjeta de identidad.

En las afueras de los supermercados, gasolineras y farmacias se observaron prolongadísimas filas de vehículos, a la espera que otro tanto igual saliera de esos negocios, para poder ingresar ellos.

Esto sin duda, le permite a la economía respirar un poquito, pero de forma igual es el alto precio que el país tendrá que pagar, porque inevitablemente cada una estas personas de vuelve en potencial agente de contagio.

Porque a pesar de las reiteradas recomendaciones, en cuanto a observar todas las medidas de precaución recomendadas, a menudo se observa lo contrario,, como aglomeraciones de personas, no uso de mascarilla, más de una persona en los vehículos, incluso circulación de personas a quienes no les corresponde en ese día.

De esta forma, las personas que tienen cierto grado de poder adquisitivo hacia arriba se volcaron a los centros comerciales, tal como se aprecia en estas fotografías, de ahí el motivo por el cual el ministro de Copeco, Gabriel Rubí, anunciara el endurecimiento de restricciones para San Pedro Sula, aunque lo cierto es que esta conducta se repite por todas las ciudades del país.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


17 − 8 =