Médicos EEUU piden protección contra demandas, en medio de pandemia de coronavirus

200318042155-us-hospitals-underprepared-coronavirus-medical-supplies-gupta-pkg-cpt-vpx-00000402

Los profesionales médicos de Estados Unidos en la primera línea de la lucha contra el coronavirus están presionando a los políticos para que los protejan de posibles demandas por negligencia, a medida que asumen funciones fuera de sus especialidades por la expansión de la pandemia.

Las filiales estatales de la Asociación Médica Estadounidense y otros grupos que representan a proveedores de atención médica han estado presionando a los gobernadores para que haya una cobertura legal de las decisiones tomadas en las salas de emergencia afectadas por la crisis de salud.

Más de media docena de médicos y enfermeras de salas de emergencias dijeron a Reuters que están preocupados por la responsabilidad, ya que anticipan racionar la atención o realizar trabajos para los que no están debidamente preparados debido a la escasez de personal y equipos causada por el brote.

Los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey y Michigan han respondido con órdenes que elevaron el estándar para lesiones o muertes mientras los médicos trabajan en apoyo de la respuesta estatal al COVID-19 para acusaciones de negligencia a negligencia grave.

Los médicos, que durante mucho tiempo culparon a las demandas por negligencia de aumentar los costos de la atención médica, esperan que otros estados sigan ese ejemplo.

El senador republicano Ben Sasse presentó el lunes una legislación que protegería a los doctores que se desempeñan fuera de su área de especialidad o que usan un dispositivo médico modificado. La protección se extendería al hecho de brindar tratamiento fuera de instalaciones de salud estándar.

El presidente Donald Trump advirtió el martes que el brote podría matar hasta 240.000 personas en el país y que el impacto se intensificaría en las próximas semanas, lo que podría superar la capacidad de atención de los hospitales.

Médicos y enfermeras dijeron que les preocupa la falta de equipos y la obligación de resucitar a los pacientes sin los ventiladores necesarios para hacerlo.

Fuente Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 − uno =