Médico reacciona indignado porque en farmacia le vendieron a su paciente “basura” en lugar de medicina

Captura portillo

Todo parte de una MALDITA costumbre de ‘mercadeo’ que han tomado las cadenas de farmacias; cuando los clientes o pacientes llegan hasta esos negocios no les venden lo que las recetas médicas prescriben, NO, les venden lo que ellos quieren vender, y las autoridades respectivas saben de esto y no han hecho nada al respecto, y se entiende, en Honduras hay tanto por hacer que se termina haciendo nada.

El doctor Fredy Portillo denunció que a un paciente que él esta viendo, le prescribió los respectivos medicamentos según los resultados que obtuvo de análisis clínicos, al inicio todo estuvo bien porque le vendieron lo que el paciente necesitaba.

Esta composición gráfica recoge en el orden de arriba hacia abajo los resultado clínicos de las fechas: 18 de abril, 22 de mayo y por último 24 de julio. Los valores es lo que delató que al paciente le vendieron lo que no pidió.

Sucedió lo mismo con la segunda ocasión y prueba de ello es la lectura que dieron los resultados de laboratorio que le volvió a indicar al paciente.

La sorpresa del galeno fue cuando el paciente llega con un tercer resultado de laboratorio, y le pide que le muestre los medicamento que está tomando, qué creen, ¡POR LA VEINTE!, nada que ver con lo que él había recetado. Y en dónde creen que tuvieron la IDEA GRANDOTA de cambiar unos medicamentos por otros, pues EN FARMACIAS EL AHORRO.

Así lo denunció el doctor Fredy Portillo, muy molesto, consciente que con acciones como esas están matando a las personas, porque les están vendiendo basura en lugar de medicamentos, afirmó.

“Estoy indignado, realmente estoy indignado porque en las farmacias de cadena lo que están haciendo es matando la gente. ¡UNO LE DA LA RECETA AL PACIENTE Y ELLOS LES VENDEN LO QUE SE LES ANTOJA!”.

“En el primer examen el paciente viene con el colesterol, los triglicéridos y el ácido úrico elevados, y le di el tratamiento y le dije compre este medicamento; y el paciente compró de ese medicamento, por supuesto mejoró”.

“O sea un paciente que le sale la glicohemoglobina normal lo consideramos no diabético. Pero qué pasó entre la segunda y la tercera fecha de los exámenes, sencillo, el paciente va a una farmacia y lo que le venden es basura (por no decir veneno). Acabo de ver lo que él me mostró, el medicamento que compró”.

“Y lo voy a decir, ES DE LA FARMACIA EL AHORRO. Yo le quiero hacer un llamado a las personas que les suceda esto, sean capaces de denunciar esto, él perfectamente puede poner una denuncia, con los exámenes, las recetas y las facturas de compra lo puede hacer, puede denunciar a esta farmacia”.

Que no es la única, hoy es una costumbre generalizada, en donde el dependiente le dice que no hay de la medicina que busca, ‘pero tenemos esta otra que es lo mismo’, lo cual desde luego no es cierto.

“Porque lo que le han vendido es harina (revuelto a saber con qué pócima), eso no sirve, tanto así que en lugar que el paciente mejore, el paciente empeora. Si usted tiene una enfermedad de base, si es un paciente diabético, si es un paciente hipertenso y le venden en la farmacia ese tipo de medicamento que son basura ¡por supuesto que el paciente va a empeorar! Entonces el paciente primero es hipertenso y como le dan basura en la farmacia, entonces el paciente se va a hacer cardiópata también y de esta manera es que las farmacias están matando a la gente”, señaló Portillo.

“Cómo es posible que un paciente después de tener 4.9 de glicohemoglobina, que es la que nos dice a nosotros si un paciente es diabético o no y ahora pasa a 9.7 de glicohemoglobina, tomando basura desde luego”, reiteró Portillo.

Pues allí tiene la Fiscalía, en verdad no necesita que llegue una denuncia a sus oficinas, porque bien puede actuar de oficio y no solo contra esta farmacia, porque como les dijimos y ellos deben saberlo también, esta es una costumbre en las farmacias de cadena, porque si el vendedor no ofrece los productos que los propietarios quieren que se vendan, los empleados se van ‘de patitas pa’ la calle’, lo cual es otro tipo de delito, pero bueno, por algo hay que empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho + 18 =